menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Agricultura y alimentación

Noticias

La demanda europea de aceite de palma provoca deforestación y acaparamiento de tierras

Ir a La demanda europea de aceite de palma provoca deforestación y acaparamiento de tierras 16 marzo 2010

Un nuevo informe demuestra la expansión ilegal del principal productor de aceite de palma “sostenible”

Uno de los principales proveedores de Europa de aceite de palma “sostenible” está protagonizando una autentica invasión de los bosques y turberas (un tipo de humedal donde se acumula materia orgánica) en Indonesia, según un informe publicado hoy por Amigos de la Tierra. El informe expone las actividades ilegales de la empresa malaya a través de la que opera el Grupo IOI y demuestra que el incremento de la demanda europea de aceite de palma para alimentación y agrocombustibles está provocando deforestación, incumplimientos en la legislación ambiental y conflictos por la tierra en Asia.

Estos datos muestran la gravedad de la propuesta por parte de la Comisión Europea de definir las plantaciones de aceite de palma como “bosques” en su borrador de guía para que los estados miembros prevengan el uso de los agrocombustibles menos sostenibles, y del debate sobre el uso de esquemas de certificación promovidos por la industria para conseguir los estándares marcados por la UE.

Alejandro González, responsable del área de Cambio Climático y Energía de Amigos de la Tierra, afirmó que “la deforestación ilegal, el acaparamiento de tierras y el incumplimiento de la legislación ambiental son la realidad que esconde el uso de aceite de palma en Europa. Los objetivos obligatorios de introducción de agrocombustibles y la obsesión por el consumo de aceite de palma están provocando esta destrucción, y empresas como el Grupo IOI, que se promocionan como sostenibles y responsables, anteponen sus beneficios al bienestar de la gente y del planeta, sacrificando bosques para traer combustibles y alimento a Europa.”

Según la ONU, la vertiginosa expansión de las plantaciones de aceite de palma es la principal causa de la pérdida irreversible de selva en Indonesia.

La investigación de Amigos de la Tierra saca a la luz las actividades del grupo IOI en Malasia. El IOI es la mayor multinacional de aceite de palma y uno de los impulsores de su certificación “sostenible”. El estudio demuestra que el grupo es culpable de la deforestación ilegal, la invasión de zonas de turbera protegidas y del expolio de tierras de comunidades locales dedicadas al cultivo del arroz en la provincia de Kalimantan en Indonesia.

A su vez, el grupo IOI es cofundador de la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible y líder del Consejo Malayo de Aceite de Palma, uno de los mayores grupos de presión política para promover el uso de este aceite como agrocombustible en la UE. En Europa, se importa el aceite de palma a través de Holanda donde la multinacional cuenta con varias instalaciones, figurando entre sus compradores la multinacional alimentaria Unilever.

Blanca G. Rubial del área de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra añadió que “al intentar redefinir las plantaciones industriales de palma como bosques, se busca legitimar su destrucción para producir agrocombustibles. Las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la deforestación harán que los objetivos de uso de agrocombustibles en la UE agraven el cambio climático en vez de mitigarlo. Hay que evitar el uso del aceite de palma para agrocombustibles”.

Notas:

[1] El informe “Too Green to be True” está disponible en: http://www.foeeurope.org/publications/2010/Too_Green_to_be_True0310.pdf

[2] https://www.tierra.org/spip/spip.php?article988

El borrador de la UE está: http://www.foeeurope.org/agrofuels/EC_implementation_sustainability_scheme.pdf

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.