menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Clima y energía

Noticias

La propuesta de política energética europea no es suficiente para frenar el cambio climático

Ir a La propuesta de política energética europea no es suficiente para frenar el cambio climático 24 enero 2008

Amigos de la Tierra lamenta que el objetivo planteado por la Comisión se quede en reducir un 20% las emisiones hasta el año 2020.

Para Amigos de la tierra a la Comisión Europea le sobra discurso y le falta acción, y teme que este 20% no sea suficiente para evitar que el cambio climático traiga los peores efectos previstos. Con esta comunicación, la Comisión da un paso atrás en su posición adoptada en las negociaciones internacionales en materia de cambio climático hace unas semanas en Bali.

“Es una oportunidad perdida para haber planteado el giro radical que la política energética europea demanda a gritos. Contribuir notablemente a frenar el cambio climático es una condición necesaria de un modelo energético de futuro. Pero lejos de seguir mostrando ambición en sus objetivos, lo que presenta la Comisión se aleja mucho del compromiso anteriormente anunciado, y del que ahora se retracta. Es hora de dar pasos firmes y mandar señales claras a la comunidad internacional de que la Unión Europea quiere seguir liderando el proceso de lucha política contra el cambio climático”, comenta José Carlos Puentes, responsable de la campaña de cambio climático de Amigos de la Tierra.

“Las partes prometedoras de este paquete de propuestas se ven eclipsadas por un objetivo débil de reducción de emisiones. El 20% no es suficiente ni coherente con los esfuerzos anteriores, necesitamos un compromiso de al menos un 30%”, añade Puentes.

El paquete presentado por la Comisión supone además un apoyo incondicional a los agrocombustibles como parte de la estrategia para frenar el cambio climático. Esto resulta contradictorio con las advertencias planteadas por sus propios científicos días atrás y obvia las preocupaciones por las repercusiones a nivel internacional.

Para David Sánchez, responsable de la campaña de agricultura de Amigos de la Tierra, “pretender destinar las cosechas a llenar el depósito de nuestros ineficientes vehículos y nuestras centrales energéticas supone un desastre para nuestro medio ambiente. Los agrocombustibles a día de hoy son una solución falsa al cambio climático. Es más que cuestionable, y en muchos casos una broma pesada para los más afectados en los países empobrecidos, decir que son sostenibles, y al mismo tiempo pedirles que paguen más por su comida. La Unión Europea debe renunciar inmediatamente al objetivo de pretender cubrir el 10% del consumo de carburantes con cultivos energéticos”.

En resumen, los aspectos más importantes de la propuesta de la Comisión son:

  • El objetivo de reducción de emisiones fijado en el 20% no es suficiente. Toda la política de cambio climático de la Unión Europea está encaminada a contribuir a que el incremento de la temperatura media global no sobrepase la barrera de los 2ºC. El 20% anunciado hoy contradice del objetivo europeo de reducir las emisiones entre 25 y 40% anunciado días atrás.
  • Tras el reparto de emisiones entre los Estados Miembros para sectores no incluidos en el mercado de derechos de emisión, el cumplimiento de los objetivos nacionales de reducción, debe ser alcanzado gracias a la acción dentro de las fronteras de la UE, y no por la adquisición de créditos de proyectos en terceros países. Para Amigos de la Tierra, los créditos deben ser adicionales al objetivo interno de reducir las emisiones un 30% en 2020, además de incluir un régimen que haga el cumplimiento obligatorio y evaluable a medio plazo y haga factible las reducción año tras año, ya que el actual sólo contempla que los países tengan que informar de sus emisiones. A esto hay que añadir que el cambio del año base para la contabilización de las emisiones de estos sectores de 1990 a 2005, que supone que países como España, en el que las emisiones han aumentado fuertemente durante este período, tengan que hacer menos esfuerzos para contribuir al objetivo europeo.
  • Sobre los objetivos de reducción del resto de sectores, los incluidos en el mercado europeo de derechos de emisión (ETS), Amigos de la Tierra apoya la intención de la Comisión de fortalecer el sistema haciéndolo más estricto. No obstante los objetivos deberían estar en línea con el objetivo del 30% y restringir la cantidad de créditos que se pueden obtener a través de proyectos en otros países fuera de la UE. El reparto de los derechos de emisión debería ser por subasta al completo en todos los sectores, y dejar de asignar derechos al sector industrial de forma gratuita.
  • La nueva Directiva de renovables representa una mejora en cuanto que supone una mejora de la regulación de los intercambio de Certificados de Origen del sector eléctrico de origen renovables. Este paso facilita cumplir los objetivos de que la contribución de las fuentes renovables a la demanda energética suponga el 20% en 2020, y no perjudica el desarrollo de las renovables en la UE.
  • La Comisión insiste en apoyar agrocombustibles insostenibles. Las disposiciones sobre agrocombustibles dentro de la Directiva de Renovables son especialmente débiles y no suponen ninguna garantía de sostenibilidad.
  • Los efectos del incremento de la producción de agrocombustibles como el incremento de los precios de los alimentos y la deforestación indirecta no estarán contemplados. Tampoco lo estarán los aspectos sociales y de derechos humanos y se da cobertura a agrocombustibles con un rendimiento en materia de emisiones bastante pobre. La biomasa puede ser utilizada de forma más eficiente en electricidad y generación de calor que como combustible para el transporte.
  • Otra debilidad importante de la propuesta de la Comisión es la falta de objetivos sobre eficiencia energética, pues este tipo de medidas presenta el mayor potencial de reducción de emisiones en la UE. Según los informes de la UE una mejora de la eficiencia energética del 20% sería posible sin incurrir en coste alguno.

Notas:

  • [1] Las propuestas de la Comisión Europea incluyen el reparto de los objetivos de reducción de emisiones entre los Estados Miembros de la UE, un nuevo marco para las energías renovables, y una revisión del esquema interior de derechos de emisión (ETS) para después del 2012, así como nuevas reglas para la captura y el almacenamiento de carbono.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.