menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Clima y energía

Noticias

Europa se encuentra en una encrucijada en el camino hacia la cumbre de Copenhague

Ir a Europa se encuentra en una encrucijada en el camino hacia la cumbre de Copenhague 19 Octubre 2009

Los políticos europeos tomarán esta semana decisiones críticas acerca del papel que Europa está dispuesta a representar en la lucha contra el cambio climático. Amigos de la Tierra exige que Europa asuma su responsabilidad histórica en la crisis climática.

Los ministros de economía y medio ambiente acordarán la posición que la Unión Europea adoptará en las conversaciones de Naciones Unidas sobre el clima, incluyendo los objetivos de reducción de emisiones y la financiación para ayudar a los países empobrecidos a enfrentarse con los impactos del cambio climático.

Alejandro González, responsable de cambio climático de Amigos de la Tierra, comentó: “Se trata de un momento absolutamente crucial. Europa está en una encrucijada de cara a la cumbre de Copenhague y los ministros deben elegir el camino para evitar los efectos devastadores del cambio climático mediante un acuerdo global justo. Para ello Europa debe comprometerse a recortar las emisiones al menos en un 40% en 2020 y transferir los recursos necesarios que permitan a los países empobrecidos combatir el cambio climático”.

La Unión Europea, al igual que el resto de los países industrializados debe estar a la altura como responsable histórica del cambio climático, lo que significa:

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos 40% para 2020 en comparación con los niveles de 1990, sin recurrir a la compra de emisiones. Los mecanismos de desarrollo limpio deben ser abolidos ya que no impulsan los cambios estructurales para cambiar hacia una economía sostenible. La mayoría de estos mecanismos tienen incluso efectos ambientales perjudiciales sobre los países del Sur Global.
  • Desarrollar mecanismos para suministrar a los países empobrecidos los recursos tecnológicos y financieros con los que adaptarse y combatir el cambio climático. Estos recursos deben provenir de dinero público, ser adicionales a los fondos de ayuda al desarrollo y administrados por las Naciones Unidas. Cualquier otro recurso financiero, incluyendo los fondos del Banco Mundial para el cambio climático no pueden contar para el cumplimiento de los compromisos de los países ricos.
  • Los bosques deben mantenerse fuera de los mercados de carbono. Y se deben proteger de la deforestación y la degradación así como de su transformación en plantaciones.
  • El siguiente período de compromiso de reducción de emisiones debe nacer de un acuerdo sólido que asegure que los países industrializados hagan reducciones anuales de las emisiones. Demasiados países hasta ahora han evadido sus compromisos adquiridos con el Protocolo de Kioto. La implantación de medidas es urgente, y por tanto los recortes de emisiones deben ser a corto plazo.

Para ayudar a la mitigación y a la adaptación en países empobrecidos, la UE debe contribuir con un mínimo de 35 billones de euros por año hasta 2020. Los costes globales para estas ayudas sobrepasarán los 110 billones de euros, que podrían llegar a los 340, de los cuales el 30% provendría de la UE.

Alejandro González añadió: “Si no se decide adoptar medidas adecuadas ya, las negociaciones internacionales acabarán en un punto muerto. El mundo necesita un acuerdo justo por el clima en Copenhague. Es el momento de que los ministros hagan su parte para que esto sea posible.”

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.