Movilizar, resistir, transformar

menu2

Otras noticias

Reclamamos al Gobierno un compromiso inequívoco para combatir la deforestación importada

Ir a Reclamamos al Gobierno un compromiso inequívoco para combatir la deforestación importada 28 febrero 2022
  • En el próximo Consejo de Medio Ambiente de la UE del 17 de marzo, España debe desempeñar un papel fundamental en la mejora de la propuesta de reglamento para luchar contra la deforestación importada.
  • Las negociaciones del reglamento entran en una fase crítica en el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE mientras aumenta la presión de la industria.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, han recibido hoy el Posicionamiento de la sociedad civil sobre la propuesta de reglamento europeo para luchar contra la deforestación importada. En el documento, que hemos suscrito casi 200 organizaciones, se pide al Gobierno español que se comprometa a solventar las carencias del reglamento en las negociaciones del Consejo de la UE.

La próxima reunión de ministras y ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea, el próximo 17 de marzo en Bruselas, será clave en las negociaciones porque se espera que hasta entonces el texto legislativo haya sido revisado y enmendado por los Estados miembros.

Las organizaciones firmantes denunciamos que la UE es actualmente el segundo mayor responsable mundial de la deforestación tropical debido a sus importaciones de productos agrícolas y ganaderos, como el aceite de palma y la soja. El compromiso del Gobierno español en la lucha contra la deforestación importada aún no está suficientemente claro, pese a que España es el tercer país europeo con mayor responsabilidad en este grave problema.

El posicionamiento, que también se ha enviado a los miembros del Parlamento Europeo, expresa nuestra valoración positiva de la propuesta de la Comisión Europea contra la deforestación importada. De tal forma, la calificamos como un avance fundamental en materia de gobernanza ambiental a nivel mundial y una gran oportunidad para poner fin a la huella negativa de la economía de la UE en las personas y en el planeta, así como para cumplir con sus compromisos relativos al clima, la biodiversidad y los derechos humanos.

Un aspecto de la propuesta es que obliga a las empresas que vendan determinadas materias primas en el mercado de la UE a rastrear su origen y demostrar que estas no están vinculadas a la destrucción o degradación de los bosques o violaciones de derechos humanos. Sin embargo, el borrador tiene relevantes deficiencias que debilitan sustancial e innecesariamente su impacto real.

Dichas deficiencias podrían ser resueltas si el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE tuvieran la voluntad necesaria para mejorarla, eliminando ciertas ambigüedades y reforzando determinados elementos esenciales de la propuesta.

La declaración entregada a Ribera y Planas propone que la normativa incluya ecosistemas distintos de los bosques, como las sabanas y los humedales, que están siendo destruidos para abastecer a las industrias de la UE de materias primas y que son de gran importancia para la acción climática y la biodiversidad.

Por otro lado, sugerimos incluir en el texto legal una serie de productos y materias primas relacionados que también causan deforestación como, por ejemplo, el caucho, la viscosa, la caña de azúcar y el maíz.

Asimismo, las organizaciones demandamos que el reglamento obligue a las empresas que cumplan con todos los instrumentos internacionales de protección a los derechos humanos y los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, que ahora sufren la violación de sus derechos por la industria que comercializa materias primas y productos en España.

Además, interpelamos al Gobierno para que aborde el impacto de las inversiones del sector financiero europeo en la deforestación y degradación de los ecosistemas, considerando que la banca española se sitúa en cuarta posición de haber financiado actividades agroindustriales asociadas a la deforestación.

La ciudadanía ha expresado en numerosas ocasiones que se opone a la deforestación. España, por su dependencia de la soja y el aceite de palma, tiene un papel clave para lograr que la UE disponga de una normativa ambiciosa que asegure una alimentación libre de deforestación y que respete los derechos de las comunidades locales que son quienes realmente protegen los ecosistemas.

Con el objetivo de conocer la postura del Gobierno de España y de los grupos parlamentarios con respecto a esta normativa, el viernes 4 de marzo a las 10:00 horas se celebrará un webinar que permitirá profundizar en las propuestas que desde las instituciones españolas se hacen para la propuesta de la Comisión Europea.

En Amigos de la Tierra contamos con el apoyo de más de un millón de personas en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.