menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Cooperación

Noticias

Una visita de evaluación del Fondo Galego de Cooperación al Estero Real, Nicaragua

Ir a Una visita de evaluación del Fondo Galego de Cooperación al Estero Real, Nicaragua 20 agosto 2008

En Nicaragua, la zona del Golfo de Fonseca ha experimentado en los últimos años, alto crecimiento demográfico, falta de alternativas económicas y crisis en el sector agrícola, lo que ha provocado una fuerte presión sobre los recursos naturales.

La Reserva Natural del Estero Real (Humedal Ramsar de importancia internacional) forma parte del Golfo y es considerado como uno de últimos reductos importantes en Nicaragua del ecosistema manglar (bosque que vive en zonas de agua salobre). Este constituye un hábitat importante para el ciclo de vida de gran parte del recurso pesquero (que es el único sustento para muchas familias de 5 municipios del Departamento de Chinandega) y el cual se encuentra muy amenazado por la fuerte deforestación y el incremento de los índices de pobreza.

El Fondo Galego de Cooperación apoya nuestra labor

En el año 2004, Amigos de la Tierra España, en conjunto con la Alcaldía de Puerto Morazán, la Fundación Progolfo y 20 cortadores de mangle, elaboraron una propuesta de proyecto con el fin de insertar a éstos cortadores en la producción de camarón con sistemas tradicionales, una actividad considerada ambiental y socialmente amigable. En el mismo año el Fondo Galego de Cooperación, decidió apoyar con 24,444.20 € dicha iniciativa, la cuál se ejecutó en la zona durante los 12 meses del año 2005.

La desmovilización de los 20 cortadores de mangle redujo en un 20% los cortadores de mangle del Municipio de Puerto Morazán. En conjunto con los beneficiarios se logró reactivar la Cooperativa El Ojoche R.L, construir un estanque semi artesanal de 30 hectáreas, comprar insumos, capacitar y asistir técnicamente a los socios de la cooperativa, entre otros logros. En el Estero Real, este proyecto fue el primer esfuerzo para la desmovilización de los cortadores de mangle, quienes abandonaron la extracción y se integraron en una actividad de mayor rentabilidad y con técnicas de bajo impacto medioambiental.

El día 13 de agosto del presente año, El Fondo Galego de Cooperación realizó una visita de evaluación para analizar el impacto final del proyecto y el grado de sostenibilidad real alcanzado tras su financiamiento. En dicha visita participaron además de la evaluadora del Fondo Galego de Cooperación, personal de AdTE en Nicaragua, funcionarios de la Alcaldía de Puerto Morazán y beneficiarios del proyecto.

Durante la visita, los diferentes actores implicados hicieron hincapié en la importancia y el impacto del proyecto, considerado único en la zona y con altas posibilidades de ser replicado con otros grupos de cortadores de mangle, que todavía siguen deforestando el mangle.

Al inicio de la gira, la evaluadora del Fondo Galego sostuvo una entrevista con la Alcaldesa y responsable de la Unidad Ambiental de Puerto Morazán. A continuación se desplazó a la comunidad de Luis Andino, donde la esperaban la totalidad de los miembros de la Cooperativa El Ojoche y representantes de los actuales cortadores.

En la reunión de trabajo, los beneficiarios explicaron detalles sobre la fase de ejecución del proyecto y algunos obstáculos que tuvieron que subsanar, una vez finalizado el proyecto, con sus propias capacidades y recursos. Un ejemplo de ello, fue que el motor de bombeo de agua para llenar los estanques sufrió una grave avería unos meses después de finalizar el proyecto, y la cooperativa tuvo que solicitar un crédito para poder adquirir otro motor de mayor capacidad y confiabilidad. También explicaron que existen problemas para la comercialización de la producción y en la infraestructura de los estanques.

En la reunión también participaron cortadores de mangle activos, que manifestaron su gran interés en poder integrarse a proyectos como los ejecutados gracias al apoyo económico del Fondo Galego, ya que han podido constatar el impacto positivo del proyecto en sus vecinos de la comunidad de Luis Andino.

A continuación, la evaluadora fue trasladada en una lancha rústica de madera hacia los estanques para poder constatar in situ todas las infraestructuras construidas, los equipos adquiridos y el funcionamiento de la cooperativa.

La evaluadora se mostró muy sorprendida por los alcances y el fuerte impacto sobre estas familias que se ha obtenido con el proyecto; también resaltó la importancia de que los beneficiarios hallan dado continuidad al proyecto una vez finalizada la subvención y que, tres años después, continúen activos y con gran motivación para fortalecer y ampliar su cooperativa.

Con este proyecto, Amigos de la Tierra España ha logrado mejorar los niveles de vida de 20 familias pobres que habitan dentro del área protegida Estero Real y reducir el impacto sobre los bosques de manglar. Esta es una muestra de cómo, mejorando los niveles de vida de la población local, se puede alcanzar una mejor conservación de los recursos naturales

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.