menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Otras noticias

Un nuevo informe denuncia el control empresarial en la ONU

Ir a Un nuevo informe denuncia el control empresarial en la ONU 19 junio 2012

En la víspera la Cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible que tendrá lugar del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro, Amigos de la Tierra Internacional presenta un nuevo informe donde denuncia la creciente influencia de las grandes empresas y del lobby de corporaciones que ejerce el control empresarial en la ONU.

El informe, ’Liberemos a la ONU de la cooptación empresarial’, expone varios casos que evidencian la influencia excesiva del sector privado en las políticas y organismos de la ONU. Asimismo, demuestra cómo los intereses empresariales están afectando a la capacidad de la ONU para encontrar y poner en marcha soluciones a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos, problemas ambientales, sociales, alimentarios y económicos, causados en muchos casos por las grandes empresas.

“Las posiciones de los gobiernos están siendo controladas en mayor medida por los intereses empresariales de la industria y los sectores comerciales más contaminantes, que tienen como objetivo lucrarse con la crisis ambiental, climática y financiera”, afirmó Nnimmo Bassey, presidente de Amigos de la Tierra Internacional.

Amigos de la Tierra Internacional documenta casos concretos del lobby corporativo en Naciones Unidas

Según el nuevo estudio, las posiciones de los gobiernos estatales en las negociaciones multilaterales, y en particular las de Río+20, están cada vez más condicionadas por empresas privadas; los representantes de las agrupaciones corporativas dominan ciertos espacios de discusión e incluso algunos organismos de la ONU; los grupos empresariales desempeñan un papel privilegiado de asesoramiento; los funcionarios de la ONU van y vienen del sector privado, y, por último, la financiación de sus organismos depende cada vez más del sector empresarial.

A su vez, la Federación denuncia que la ONU y las grandes empresas han trabajado muy de cerca para desarrollar y promover el concepto de “economía verde”, otro de los puntos principales del informe. En este sentido, la “propuesta verde”, en lugar de buscar e implantar medidas eficaces que favorezcan comportamientos sostenibles, es un mero tinte, que sigue perpetuando una economía injusta, donde las personas y el medio ambiente no tienen cabida. Shell, ExxonMobil, Monsanto o Basf, conocidas por malas prácticas ambientales y sociales, son algunas de las empresas que participaron en la elaboración del informe sobre economía verde.

La sociedad civil contra el control empresarial en la ONU

Más de 372 organizaciones de la sociedad civil que representan a millones de personas en todo el mundo han firmado una declaración – promovida por Amigos de la Tierra Internacional y otras nueve organizaciones- para denunciar el control de las multinacionales en Naciones Unidas.

“Los intereses empresariales están bloqueando la toma de decisiones de la ONU para solucionar las principales causas de los problemas ambientales, sociales y económicos. La ONU y la Cumbre Río+20 deberían escuchar las demandas de la Cumbre de los Pueblos en Río y aplicar medidas que responsabilicen a las empresas de sus impactos dañinos”, declaró Lucia Ortiz, Coordinadora del Programa de Justicia Económica de Amigos de la Tierra Internacional.

“El gran número de ejemplos del control que ejercen las grandes empresas en la ONU demuestran el perjuicio al buen trabajo de muchos organismos y funcionarios para proteger y devolver el poder a la gente. Permitir que esto suceda es poner en riesgo la credibilidad y la integridad de la ONU y de sus Estados miembros. De hecho, se trata de una amenaza que podría socavar la misión de todo el sistema de Naciones Unidas, por lo que debe detenerse”, afirmó Paul de Clerck, coordinador de la campaña sobre Corporaciones de Amigos de la Tierra Internacional.

¿Qué demuestran los casos?

  • La iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL) está siendo decidida por un grupo elegido a dedo, que no rinde cuentas a nadie. El grupo está bajo el control de representantes de multinacionales y bajo intereses vinculados a los combustibles fósiles, prácticamente sin participación ni consulta a la sociedad civil. Amigos de la Tierra Internacional considera que SE4ALL no logrará su objetivo declarado de duplicar la cantidad de energía renovable.
  • El apoyo a las políticas agrarias y alimentarias parece estar condicionado por los vínculos empresariales en el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de la ONU (IFAD). De esta forma, promueven tecnologías que ponen en peligro los derechos de los pueblos y el acceso a la alimentación.
  • El Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) está siendo promovido, cada vez más, por actores empresariales interesados en mercantilizar la naturaleza, en lugar de conservar la biodiversidad.
  • El sector privado busca nuevas formas para tratar el agua como una mercancía, mientras privan a la gente de su derecho universal al agua y ponen en peligro el acceso a la misma y al saneamiento para millones de personas en toda La Tierra.
  • El Pacto Mundial de la ONU permite a las empresas mejorar su imagen mediante la utilización de la bandera de Naciones Unidas, sin lograr comportamientos sostenibles en las empresas.
  • La ONU ha trabajado junto a las grandes empresas en el desarrollo y la promoción del concepto de “economía verde” que vende a la naturaleza y a la gente, y que lava la imagen de un sistema económico deteriorado e injusto a expensas de un modelo viable social y medioambientalmente.

Documentos

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.