menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Agricultura y alimentación

Noticias

Un informe de Amigos de la Tierra muestra el avance espectacular del ganado hacia la Amazonia brasileña

30 enero 2008

La expansión de la ganadería en Brasil deforesta la selva Amazónica

La invasión de la selva Amazónica por parte del ganado se ha intensificado de manera espectacular durante los últimos cinco años. La ganadería es una actividad que protagoniza los cambios en el uso del suelo ya que su comportamiento refleja las inversiones y las modificaciones en las pautas de consumo de alimentos o de energía. Este fenómeno requiere especial atención por parte de las autoridades, la cadena comercial, las instituciones financieras, científicos y organizaciones de la sociedad civil.

El informe recoge toda una serie de datos que evidencian la gravedad del problema:

– En 2007 el Amazonas legal [1] sobrepasó la marca de 10 millones de reses sacrificadas, con un aumento del 46% respecto a 2004. Este es uno de los factores que convirtieron a Brasil en el segundo mayor productor y principal exportador de carne de ternera.

– La ganadería se incrementa a fuerte ritmo en la región Amazónica, mientras que no crece en el resto del país.

– En enero de 2007, el 62% de las empresas incluidas en la “lista negra” por explotación laboral elaborada por el Ministerio de Trabajo brasileño eran explotaciones ganaderas en el Amazonas legal.

– La explosión ganadera en la región Amazónica durante la última década fue responsable de un volumen de emisión de gases de efecto invernadero de entre 9 y 12 miles de millones de toneladas de CO2 equivalente (incluyendo cambios del uso del suelo y digestión del ganado, pero sin considerar el procesado y el transporte)

El dinamismo del mercado, el desplazamiento del rebaño debido al incremento de otras actividades agrícolas en el sur y el sudeste del país, la impunidad frente a los delitos ambientales, la inversión en infraestructuras que ponen en valor tierras para la especulación son algunos de los factores que conducen a una intensa fase de avance de la ganadería de una intensidad sin precedentes en la mayor selva tropical del planeta.

David Sánchez, responsable de agricultura de Amigos de la Tierra afirmó: “La conservación de estos espacios naturales depende en gran medida de la evolución de los mercados internacionales y los precios de las materias primas. Un aumento de los precios de la soja o el maíz al destinarse a agrocombustibles o el aumento del consumo de carne importada en nuestro país juegan un importante papel en la deforestación de la selva amazónica”

Notas

[1] El Amazonas legal comprende los estados de la Región Norte, Mato Grosso y parte de Maranhão.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.