menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Justicia Climática

Noticias

Se retrasa la Cumbre del Clima: pero la acción climática no puede esperar

Ir a Se retrasa la Cumbre del Clima: pero la acción climática no puede esperar 2 abril 2020

Ante la noticia de ayer en la que se anunciaba el retraso de la Cumbre del Clima COP26 a 2021, desde Amigos de la Tierra vemos esencial posponer la cumbre hasta que sea seguro; la prioridad es salvar vidas. También por este motivo, las medidas climáticas y las decisiones donde primen la justicia social y ambiental no pueden esperar.

Somos conscientes del momento tan difícil que estamos atravesando como sociedad, pero esto no puede servir de excusa para dejar de lado la lucha frente a la crisis climática. Los países industrializados no deben utilizar el retraso para demorar la adopción de medidas urgentes y proporcionar financiación para la emergencia climática a los países empobrecidos del Sur Global.

Dada la preocupante situación de crisis sanitaria mundial producida por el coronavirus, desde Amigos de la Tierra entendemos que es necesario retrasar las negociaciones de la ONU sobre el clima en Glasgow. Es primordial hacer todo lo posible para salvar vidas y proteger a la población más vulnerable que más sufrirá las consecuencias de esta crisis. Sin embargo, es necesario ser consciente de la magnitud de la crisis climática y sus consecuencias sobre las poblaciones más vulnerables. Es el momento de dar un giro a las políticas y centrarlas en la justicia social y ambiental, para dar respuesta tanto a la crisis sanitaria como a la crisis ecológica y social, todas ellas relacionadas. Por este motivo reclamamos la adopción de medidas urgentes de reducción de emisiones y financiación y protección para los países más vulnerables.

Debido a la urgencia de la crisis climática, consideramos necesario llevar a cabo la COP26 en la primera mitad del año 2021, y que la COP27 siga ocurriendo como estaba previsto. Las conversaciones sobre la emergencia climática deben celebrarse tan pronto como sea seguro, siendo esencial que se lleven a cabo sobre la base de que los países del Sur global puedan asistir plenamente y exigir las medidas consideradas necesarias. La participación de estos países, de la sociedad civil, que ya se vio mermada en la COP25 por el cambio de ubicación, personas expertas y activistas debe ser primordial.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.