menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Clima y energía

Noticias

Quedan dos meses para el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña

Ir a Quedan dos meses para el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña 7 Mayo 2009

Ciberacción conjunta de la Coordinadora Estatal Antinuclear para pedir al Presidente Zapatero que cumpla su compromiso de cerrar las centrales nucleares, empezando en 2009 por la de Garoña

Cuando quedan sólo dos meses para que finalice el permiso de explotación de la central nuclear de Garoña (Burgos), las organizaciones ecologistas y plataformas antinucleares agrupadas en la Coordinadora Estatal Antinuclear, creada el pasado 21 de marzo en Madrid, han puesto en marcha hoy, en sus diferentes páginas web, una ciberacción conjunta para recordar al Presidente del Gobierno, José Luis R. Zapatero, que cumpla el compromiso del PSOE y de su Gobierno de cerrar las centrales nucleares, empezando con el cierre, ahora en julio de 2009, de la de Garoña.

En la ciberacción conjunta se recuerda al Presidente Zapatero que el cierre de Garoña es completamente factible desde el punto de vista energético, tecnológico y económico, y lo recomendable desde el plano medioambiental, de salud pública y de seguridad, ya que la central nuclear funciona de forma muy peligrosa y es un factor de riesgo para los ciudadanos y el medio ambiente.

Ha sufrido ya ocho problemas de seguridad en lo que va de 2009

En efecto, la central nuclear de Garoña fue inaugurada por Franco en 1971, se trata de un diseño obsoleto y fuera de normativa, aquejada de graves problemas de seguridad. Sufre un proceso de agrietamiento múltiple por corrosión que afecta a diversos componentes internos de la vasija del reactor (ésta es el verdadero corazón de la central nuclear, ya que alberga el combustible de uranio: el núcleo), motivo por el cual la seguridad de esta instalación se encuentra seriamente comprometida. Este problema afecta ya al 70% de los tubos que atraviesan la vasija del reactor y por los que pasan a su interior las barras de control, que son el “sistema de frenado” de la reacción nuclear. Este agrietamiento empeora irreversiblemente con el tiempo, según ha reconocido el propio Consejo de Seguridad Nuclear ante el Parlamento.

Además es una central totalmente amortizada desde hace años. Sin embargo, aunque su permiso de explotación termina el 5 de julio de 2009, la compañía propietaria Nuclenor, en un mero afán de obtener más beneficios, y haciendo caso omiso de los graves problemas de seguridad de la central y de su pésimo registro de funcionamiento (tres accidentes solo en el mes de abril pasado; ocho en lo que va de año 2009) ha pedido una prórroga de otros 10 años para la central.

Las organizaciones ecologistas han recordado reiteradamente al Presidente Zapatero su promesa electoral de cierre progresivo de las centrales nucleares, y denunciado la actitud pronuclear del Ministro de Industria, Miguel Sebastián, que es contraria al compromiso electoral adquirido por el PSOE.

El PSOE tiene el compromiso de “sustituir de forma gradual la energía nuclear en España por energías seguras, limpias, y menos costosas, cerrando las centrales nucleares (…) potenciando el ahorro y la eficiencia energética y las energías renovables, la generación distribuida y las redes de transporte y distribución local” [Programa Electoral del PSOE – Elecciones Generales 2008].

Precisamente, gracias a la aportación al sistema eléctrico de las energías renovables (más limpias, más seguras y menos costosas que la nuclear), ya es posible sustituir y prescindir de la central nuclear de Garoña. En efecto, el sistema eléctrico español tiene capacidad suficiente para asumir el cierre inmediato y definitivo de la central nuclear de Garoña.

Aportación de central nuclear de Garoña al sistema eléctrico

La aportación de Garoña al sistema eléctrico es marginal: 4.021 Gigawatios-hora (Gwh) en el año 2008, lo que representa sólo el 1,43% sobre el total de generación neta de electricidad de ese año (que fue de 279.868 Gwh). En comparación, las energías renovables aportaron en 2007 un 23% del total de la electricidad generada. La energía eólica produjo por sí sola un 11% de la electricidad en 2008. La contribución de las renovables en 2007 (último año con datos completamente desglosados por parte de Red Eléctrica Española, REE) fue de 62.081 GWh, un 9,61% superior a la del año anterior (5.969 GWh más).

Simplemente esos 5.969 GWh de incremento de la producción de electricidad renovable en 2007 con respecto al 2006 suponen casi el doble de la aportación anual de Garoña ese año.

Es más, España exportó en 2008 una cantidad de electricidad equivalente a la producida por tres centrales nucleares como la de Garoña. En efecto, los intercambios internacionales de electricidad del sistema eléctrico español registraron en 2008 un saldo exportador de 11.221 GWh, según datos de REE. La comparación de esa cantidad con la producción eléctrica media de Garoña en los últimos años evidencia que nuestra capacidad de exportación de electricidad es tres veces superior a la producción de electricidad anual de Garoña.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.