menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Por una Europa con una agricultura y alimentación ecológica y justa

Ir a Por una Europa con una agricultura y alimentación ecológica y justa

La producción y consumo de alimentos en Europa está dominado por la agricultura y ganadería industrial con monocultivos y grandes explotaciones ganaderas, una situación que va empeorando. Los campos de cultivo y granjas a pequeña escala están desapareciendo a un ritmo alarmante, y el sistema agroalimentario industrial va destruyendo la naturaleza y a las comunidades rurales, explota a trabajadores y trabajadoras y contribuye enormemente al cambio climático.

El escenario en el que vivimos es completamente inviable. Sabemos que de aquí a unos años tenemos que cambiar radicalmente nuestro modelo de producción y consumo para avanzar hacia un futuro justo y sostenible. Con este objetivo apostamos por una agricultura a pequeña escala, ecológica y de temporada, así como por una ganadería extensiva, también ecológica y ligada al territorio. Un modelo donde las personas que viven del campo reciban un salario justo y formen parte de economías rurales con vida, es decir Soberanía alimentaria.

En este sentido, trabajamos en estrecha colaboración con varias organizaciones que también forman parte del movimiento por la soberanía alimentaria y con otras organizaciones que apoyan nuestras demandas a nivel estatal y europeo, con nuestra federación europea, para conseguir una Política Agraria Común que refleje nuestra visión.

El movimiento por la soberanía alimentaria, además de basarse en un modelo respetuoso con el medio ambiente, es un movimiento de solidaridad con todas las personas, las perjudicadas y explotadas por el actual sistema agrícola industrial insostenible dominante. La visión y las ideas del movimiento provienen y se han desarrollado con los propios productores, por lo que reflejan sus necesidades y demandas. Como en cualquier otro trabajo de base, basamos muchas de nuestras acciones en apoyar a las personas en la primera línea. La solidaridad en nuestro trabajo no trata solo de expresar comprensión y acuerdo con sus demandas, sino de integrarlas activamente en nuestros propios análisis, estrategias y acciones como organizaciones de la sociedad civil. Por tanto, la solidaridad también incluye el desarrollo de proyectos y acciones en conjunto. Con las crisis del Covid, muchos trabajadores y trabajadoras esenciales del sector alimentario se han quedado en unas situaciones muy precarias y en muchos casos sin empleo. Sabemos que cada vez más gente tiene que acudir a los bancos de alimentos. En respuesta a la grave situación de estas personas desde que estalló la pandemia, hemos podido ver actos espontáneos de solidaridad maravillosos. Un ejemplo inspirador está en España, donde una red estatal de agricultoras, sindicatos, expertos y activistas se han unido para apoyar a las personas empleadas en instalaciones locales y ecológicas que no podían vender sus productos y generar ingresos. En todo el territorio, este movimiento #SOSCampesinado logró que los ayuntamientos y municipios reautorizaran los mercados al aire libre y apoyaran así la soberanía alimentaria.

Artículo basado en la entrevista a Stanka Becheva de Amigos de la Tierra Europa

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.