menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Agricultura y alimentación

Noticias

¿Por qué se boicotean los campos experimentales transgénicos?

14 Julio 2010

Amigos de la Tierra considera que los responsables de estos actos son el Gobierno y la industria que imponen los transgénicos

Ante los actos de protesta que se han producido en varios campos experimentales de transgénicos los últimos días, Amigos de la Tierra, que hizo pública su localización exacta a nivel de parcela hace unas semanas, quiere reiterar el derecho de la población a conocer la ubicación de estos experimentos, ratificado por el Tribunal Europeo de Justicia. Asimismo, Amigos de la Tierra considera que, frente a una legislación que no protege derechos básicos, que deja desamparados legalmente a consumidores, agricultores y víctimas de contaminación, que no escucha a la sociedad, y ante la absoluta falta de transparencia y control, estas protestas son acciones en defensa del medio ambiente, la salud pública, el medio rural y los derechos de los consumidores y consumidoras.

Mientras que países como Reino Unido, Portugal o Alemania publican la situación de estos ensayos en sus páginas web, en España tuvo que ser Amigos de la Tierra quien publicó su localización exacta a nivel de parcela el pasado 6 de mayo. Estos datos han sido obtenidos tras años de solicitudes y reclamaciones ante el defensor del pueblo, y han sido facilitados gracias a la sentencia favorable del Tribunal Europeo de Justicia de febrero de 2009.

“Los transgénicos se están liberando al medio ambiente y se están introduciendo en nuestra agricultura y alimentación pese a la oposición social mayoritaria” afirmó David Sánchez, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra. “Su introducción impide que las personas consumidoras puedan elegir una alimentación libre de transgénicos y que los agricultores y agricultoras puedan cultivar sin verse contaminados, con riesgos e impactos ambientales y para la salud.

La situación de los transgénicos en España es especialmente grave, con una absoluta falta de transparencia y control ya que:

– La legislación no ampara a los agricultores y agricultoras, impidiendo adoptar ninguna medida para protegerse de la contaminación e imposibilitando que se puedan denunciar los daños producidos.

– La legislación no ampara a las personas consumidoras en su derecho a elegir una alimentación libre de transgénicos, ya que entran en nuestra dieta sin que exista información adecuada.

– España es el único país de la UE que cultiva transgénicos a gran escala mientras otros los prohíben en base a sus impactos ambientales, incertidumbres para la salud e imposibilidad de evitar la contaminación de la agricultura convencional y ecológica.

– España acoge el 42% de todos los experimentos con transgénicos al aire libre que se realizan en la Unión Europea. Esto ha sido posible gracias al oscurantismo deliberado del Gobierno y la imposibilidad de vecinos y agricultores de conocer su localización y protegerse de la contaminación.

– Los mecanismos de control y aprobación de los campos experimentales son sesgados, insuficientes y dominados por la industria.

– La situación de descontrol es tan grave que en España se han vendido incluso animales transgénicos ilegales, sin que haya sido detectado por ninguna autoridad competente.

– La liberación de estos cultivos al medio ambiente no está justificada por motivos económicos, ambientales, científicos ni democráticos.

Ante esta situación, Amigos de la Tierra considera que los responsables de las protestas y acciones que se puedan llevar a cabo contra los cultivos experimentales transgénicos son la industria, que los impone para favorecer sus intereses frente a la mayoritaria oposición social, y el Gobierno por su complicidad y colaboración en esta imposición.

Tras publicar la localización de los campos experimentales, desde la industria de los transgénicos y sus fundaciones se lanzó una campaña de intimidación contra Amigos de la Tierra por ejercer el derecho al libre acceso a la información ambiental.

“No vamos a permitir que se nos hagan falsas acusaciones, ni se criminalice al movimiento de oposición a los transgénicos. El debate importante no son estas acciones, sino el contexto de imposición e indefensión jurídica frente a los transgénicos. Si alguien quiere buscar responsables, sería mejor buscarlos en el Gobierno y en la industria”, añadió Sánchez.

Declaración completa de Amigos de la Tierra:

https://www.tierra.org/spip/IMG/pdf/Declaracion_Experimentacion.pdf

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.