¿Qué puedes hacer?

Operación Plastic off pretende reducir el impacto de la contaminación por plásticos. Es necesario que empecemos a cambiar nuestros hábitos, pero si realmente queremos una transformación real es indispensable movilizarnos para reclamar cambios en los supermercados y en las políticas que obedecen. Para eso, te planteamos 3 frentes en los que actuar.

1. Cambia tus hábitos
2. Reclama la reducción de plásticos en supermercados
3. Reivindica sistemas de gestión eficiente a las administraciones.

1. Cambia tus hábitos

Aquí van algunos consejos para tu día a día:

o Lleva siempre contigo una bolsa de tela. Además de evitar el uso de una bolsa de plástico, te ahorrarás los 5c. que te cobran por bolsa.

o Lleva también tu cantimplora. Podrás rellenarla y saciar tu sed sin necesidad de comprar botellas de plástico.

o Elige siempre productos sin plástico, evita las bandejitas y otros envoltorios plásticos. Compra en el mercado de tu barrio, y promueve el comercio local.

o Lleva tus bolsitas para la fruta y otras verduras que te obliguen a pesar.

o Mejor todavía: apúntate a un grupo de consumo, así además de evitar plásticos, estarás apoyando a proveedores locales y consumiendo productos respetuosos con el medio ambiente y con tu salud.

o Rechaza las pajitas, no son necesarias. Y si por cualquier cosa las necesitas, hay alternativas reutilizables. Hasta la propia de plástico te la puedes llevar a tu casa y lavarla.

o Antes que comprar bebidas en botellas de plásticos, bricks o latas, opta por las de vidrio. Hazte tus propios zumos, limonada, hazte té helado…

o Utiliza vajillas reutilizables, esta es la mejor alternativa, aunque también puedes optar por vajillas de cartón, es una opción menos ecológica porque suelen utilizarse con un fin de usar y tirar, pero siempre serán más respetuosas con el medio ambiente que las plásticas.

o Deja de utilizar film o papel de plata. Utiliza tuppers, los podrás reutilizar una y otra vez, si son de vidrio, mejor.

o Compra productos a granel.

o Pasa de comprar alimentos congelados o precocinados. Muchas veces pensamos que cocinar nos lleva mucho tiempo, sin embargo si somos eficientes a la hora de meternos en la cocina, veremos que no nos lleva tanto tiempo. Cuece varias verduras a la vez en la olla exprés, prepara 8 raciones de legumbres y congélalas. De esta forma no te llevará tanto tiempo. Tienes niños y sientes que es imposible, cocina con ellos, que te ayuden con pequeñas tareas y que aprendan la importancia de cocinar y comer sano.

o Si compras pañales, pásate a los de tela. Tendrás que poner varias lavadoras, pero ya tienes que poner unas cuantas… Evita además las toallitas húmedas. Agua y jabón con una esponja cuando estés en casa, es mucho mejor opción para la piel de los bebés, y encima más ecológico.

o No utilices las típicas cafeteras de cápsulas desechables, si la tienes, y no quieres deshacerte de ella, tienes que saber que existen capsulas reutilizables. Al menos…

o No uses maquinillas de afeitar desechables.

o Prueba alternativas a las compresas y tampones. La copa menstrual o las compresas de algodón son buenas alternativas y además más baratas.

o Si fumas, lleva contigo un cenicero portátil y nunca tires las colillas al suelo.

 

2. Reclama la reducción de plásticos en supermercados

o Si estás en un supermercado y no tienes más opción que comprar un producto con plástico, al llegar a caja, saca tu tupper, retira el plástico del producto en cuestión y déjalo en la caja. Cuanta más gente realice este acto reivindicativo más presión para los supermercados.

o Pregunta por productos a granel, aunque sepas que no los tienen. Cuanta más gente los demande, mayor será la presión para que exista la oferta.

o Pregunta también por envases reutilizables. Sabemos que no existen, pero igual que antes, cuanta más gente los demande, mayor presión habrá para su vuelta al mercado (existían hace menos de dos décadas).

o Pide una hoja de reclamaciones y deja claro que no quieres productos envasados en plástico.

o Participa u organiza un plastic attack. Se trata de acudir a la puerta de un supermercado con más gente y sensibilizar a las personas que salen de hacer su compra de la innecesaria cantidad de plásticos que tenemos que llevarnos a casa, invitándoles a que os dejen todos los plásticos que puedan en el carrito. Aquí te dejamos más información.

 

3. Reivindica medidas a las administraciones

o Apoya a alguna de las organizaciones que reclaman un cambio tanto en la gestión de residuos como en la fabricación y puesta en el mercado de envases. Estas organizaciones tienen la capacidad de interactuar con los políticos de turno; cuantas más personas las apoyen más importancia tendrá su petición de cara a implementar políticas en este sentido.

o Si tienes cuenta en twitter, no te cortes, puedes mencionar directamente a los concejales de medio ambiente, a la ministra y otros cargos exigiendo medidas.

o Súmate a la #Operaciónoperacionplasticoff, te haremos llegar diferente información para que seas parte del cambio. Cuantos más seamos más ruido haremos.