menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Justicia Climática

Noticias

No basta con el 55 %, la Unión Europea se debe ajustar a 1,5 ºC

Ir a No basta con el 55 %, la Unión Europea se debe ajustar a 1,5 ºC 25 mayo 2021
  • Este 24 y 25 de mayo se celebrará un Consejo Europeo de Jefes de Estado que deberá iniciar la revisión de las políticas climáticas europeas.
  • Consideramos inadmisibles los intentos de algunos países de negociar a la baja los ya insuficientes objetivos climáticos.

  • En un envío coordinado de peticiones varias organizaciones europeas y españolas solicitamos a los Jefes de Estado una ambición climática real e inmediata.

Distintas organizaciones ecologistas de toda la Unión Europea, entre las que se encuentra Amigos de la Tierra, estamos dirigiendo una carta a los respectivos jefes de gobierno para pedir la mayor ambición posible durante la reunión extraordinaria del Consejo Europeo de los días 24 y 25 de mayo en el que se iniciarán las discusiones para la revisión de la arquitectura de la política climática de la UE para 2030.

La crisis climática mundial nos obliga a actuar rápida y decisivamente. A pesar del aumento de los compromisos de la UE y otros países, el informe sobre la brecha de las emisiones de las Naciones Unidas señala que los esfuerzos actuales equivalen a alcanzar un aumento de la temperatura de 2,5 °C, muy por encima del objetivo del Acuerdo de París. Tal aumento de la temperatura provocará una pérdida del 14% del PIB mundial para 2050, según el reciente informe de Swiss Re. Además, el Informe Copérnico sobre el estado del clima publicado recientemente muestra que 2020 no sólo fue el año más cálido registrado en Europa, sino que también tuvo el invierno más cálido de la historia con temperaturas 3,4 °C por encima de la media. Esta es otra dura advertencia del rápido cambio que estamos presenciando.

Europa debe tomar la iniciativa para superar los desafíos mundiales actuales. El éxito o fracaso de la revisión de la legislación climática y energética de la UE para 2030 determinará si Europa puede recuperarse de la pandemia COVID–19 de una manera sostenible que acelere la necesaria descarbonización. Cualquier retraso en las negociaciones se traducirá inmediatamente en que las medidas necesarias se pospongan aún más, aumentando exponencialmente los costos colectivos de la inacción y aumentando la deuda con las generaciones futuras.

Es esencial garantizar la transparencia, el escrutinio científico y los más altos niveles de valoración pública en todos los próximos procesos legislativos y debates, a nivel de la UE, nacionales y locales. Resulta incomprensible que se pretendan reabrir discusiones ya cerradas por demostrarse en contra de la lucha climática, así, las propuestas de introducir agujeros en los textos para rebajar la ambición son inadmisibles, del mismo modo que pretender eliminar los únicos objetivos vinculantes para los estados sobre sectores difusos, y ni tan siquiera deberían ser considerados en el debate. Insistimos en que centrar la lucha climática únicamente en la tecnología y en los mercados de carbono no solo será incapaz de enfrentar la emergencia climática, sino que podría incrementar los impactos del cambio climático. Por ello, insistimos en que abordar una planificación que ponga en el centro las indicaciones científicas y medidas encaminadas a la reducción de nuestro consumo de materiales y energía dentro de los límites planetarios es el único futuro posible.

Peticiones trasladadas

En nuestro escrito, las organizaciones Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Fundación Renovables, Greenpeace, SEO/Birdlife, Transport and Environment y WWF España hemos dado traslado tanto al Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, como a la Vicepresidenta cuarta y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto demográfico las siguientes demandas: 

  • Garantizar que la ambición colectiva del próximo paquete legislativo vaya mucho más allá de las reducciones netas del -55% de las emisiones de gases de efecto invernadero. El esfuerzo de la UE para limitar el aumento de la temperatura a 1,5 °C tendría que establecer un objetivo de reducción de emisiones de al menos el -65 % para 2030, todas las distintas partes del paquete deberían establecer objetivos que reflejen los niveles más altos de ambición, con el objetivo de lograr al menos reducciones del -70 % en los sectores cubiertos por el Sistema de Comercio de Derechos de Emisión (ETS) de la UE y al menos el -50 % en los sectores del Reglamento de Reparto de Esfuerzos. Además, las próximas revisiones deben mejorar la integridad del marco de política climática de la UE y las trayectorias de reducción de emisiones, garantizando que los puntos de partida tanto para el ETS como para el Reglamento de Reparto de Esfuerzos reflejen los niveles de emisiones real, se cancelen por completo los derechos de emisión excedentes y se eliminen las lagunas para la contabilidad del carbono.
  • Fortalecer la arquitectura y la gobernanza de la política climática de la UE. Sin un marco legislativo sólido, transparente y responsable, el logro de los compromisos internacionales de la UE estará fuera de alcance. La Comisión Europea ha presentado una serie de sugerencias para cambiar la arquitectura y el diseño de la política climática existente. Con respecto a estas propuestas, queremos destacar lo siguiente:
  • Los objetivos vinculantes nacionales establecidos en el Reglamento sobre el reparto de esfuerzos deben mantenerse y aumentar sustancialmente. La lucha contra el cambio climático es el mayor desafío colectivo de nuestro tiempo y los Estados miembros deben asumir toda la responsabilidad y mantenerse a la altura de las condiciones para lograr reducciones de emisiones en sectores económicos clave como el transporte, la edificación y la agricultura. Además, es necesario mejorar los sistemas de gobernanza, los procesos transparentes de supervisión y presentación de informes coherentes con los objetivos de París y la participación pública.
  • El transporte por carretera, los edificios y las emisiones agrícolas deben mantenerse en el Reglamento sobre el reparto del esfuerzo. El ETS no debe extenderse a los sectores de los ESR. Si bien los precios del carbono son esenciales para garantizar el Principio de Pago al Contaminante, es insuficiente para abordar las barreras clave que no son del mercado, para desplegar las soluciones de limpias en los sectores del transporte por carretera y la construcción. Se requieren marcos normativos sectoriales dedicados para estos sectores, así como para el sector industrial cubierto por el ETS, para impulsar los profundos recortes necesarios.
  • Los sumideros de carbono no deben servir como compensaciones en la reducción de emisiones. La inclusión de los sumideros de carbono en el objetivo climático de la UE crea un peligroso precedente y crea efectivamente un marco para las compensaciones entre los esfuerzos de mejora de sumideros y las medidas de mitigación. Aunque ambos son urgentes y necesarios deben impulsarse por separado.
  •  El 100 % de todos los ingresos procedentes de la política climática de la UE deben apoyar la acción climática. Todos los ingresos disponibles generados a través de instrumentos climáticos de la UE, deben destinarse plenamente a acelerar la transición justa a la neutralidad climática, tanto en el país como a nivel internacional. Las inversiones en combustibles fósiles deben cesar inmediatamente.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.