menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Recursos naturales y residuos

Noticias

Más de la mitad de la tierra necesaria para el consumo europeo procede de otros continentes

10 octubre 2011

Los españoles utilizan 1,4 hectáreas anuales per capita para su consumo, una cifra tres veces superior a la de los habitantes de China

La huella europea de uso de tierra en el exterior es una de las más elevadas. Europa depende más de la tierra de otros continentes que cualquier región del mundo, según se demuestra en un nuevo informe publicado hoy por Amigos de la Tierra.
El informe elaborado por Amigos de la Tierra y el Sustainble Research Institute muestra que los excesivos niveles europeos de consumo, y la voraz demanda de carne o derivados animales, madera y otros productos requieren gran cantidad de superficie de tierra para su producción, dando como resultado una de las huellas de uso de tierra más altas del mundo. Europa utiliza 640 millones de hectáreas de tierra cada año, el equivalente a 1,5 veces su propia superficie. La media de consumo por europeo es de 1,3 hectáreas per capita, mientras que países como China y la India usan menos de 0,4 hectáreas.

Alodia Pérez, responsable de recursos naturales de Amigos de la Tierra afirmó: “El sobreconsumo europeo crea una gran dependencia de tierra fuera de nuestras fronteras, que contribuye al cambio climático, genera pérdida de biodiversidad, produce enormes impactos sociales e intensifica los procesos de acaparamiento de tierras. España es uno de los países con mayor impacto en el exterior, y debe asumir su responsabilidad y apostar por una reducción del consumo de recursos naturales”.

Casi el 60% de la tierra usada por Europa se importa, es decir, Europa usa una superficie en otras partes del mundo equivalente a 10 veces el tamaño de Alemania. Precisamente Alemania, el Reino Unido, Italia, Francia, Países Bajos y España son los principales consumidores de tierra del mundo.

Ariadna Rodrigo, responsable de la campaña de uso de recursos de Amigos de la Tierra Europa añadió: “Para reducir el consumo de tierra y detener los graves impactos que se están generando en países terceros, necesitamos que la Unión Europea comience a medir su huella de uso de tierra, como primer paso para reducirla. Debemos enfocarnos en mejorar nuestra calidad de vida, en vez de continuar consumiendo más recursos de los que tenemos”.

Las políticas nacionales y europeas marcan una tendencia que agrava estos datos, ya que la demanda de tierras no deja de aumentar con la apuesta por los agrocombustibles o la cada vez mayor dependencia europea de soja para mantener la ganadería industrial.

En Septiembre la Comisión Europea reconoció la necesidad de afrontar el consumo europeo de tierras, pero no ha especificado cómo lo va a hacer. La propuesta contempla dos años de discusión sobre cómo medir el uso de recursos y marcar los objetivos. Para Amigos de la Tierra Europa esta decisión es insuficiente, e insta a la comisión a marcar unos objetivos de forma urgente para reducir la huella del uso de tierras.

Pincha aquí para leer el resumen del informe en Castellano

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.