menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Clima y energía

Noticias

Las naciones ricas demoran su responsabilidad con el clima

Ir a Las naciones ricas demoran su responsabilidad con el clima 12 diciembre 2008

Amigos de la Tierra ha expresado su más profunda indignación al ver como Australia, Nueva Zelanda, EE.UU. y Canadá han conseguido borrar del texto el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales en una asunto tan clave como la deforestación. Alrededor de 1,6 millones de personas dependen de los bosques, entre ellos 60 millones de indígenas, para alimentarse, elaborar sus medicinas y construir sus viviendas. Además, Los países más industrializados, en particular Australia, Canadá, la Unión Europea, Japón y los EE.UU., no se han comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Los países enriquecidos no han avanzado en los compromisos que les corresponde asumir. En la conferencia de Bali en 2007 se pronunciaron prácticamente las mismas conclusiones que este año en Poznan. Entre estos compromisos está la reducción de emisiones en al menos un 40% para el 2020 y establecer una compensación que apoye financiera y tecnológicamente a los países del Sur.

La conferencia de cambio climático de las Naciones Unidas llega a su fin sin que los países industrializados hayan estado a la altura de sus obligaciones

Referente a la emisiones evitadas por deforestación y degradación (comúnmente conocidas como REDD), y aunque las plantaciones de monocultivo de árboles almacenen solo una pequeña parte de Carbono (y biodiversidad) comparada con los bosques, han concluido seguir incluyéndolas dentro de esta categoría. Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá han ignorado totalmente los derechos de las poblaciones indígenas. Aceptar incluir la conservación de los bosques dentro de los mecanismos de comercio de emisiones es un gran tropiezo en el enfrentamiento global frente al cambio climático.

Responsabilidad con el clima

El Fondo de Adaptación, creado para financiar los costes de adaptación en los países más vulnerables frente al cambio climático, continúa sin recibir el apoyo decidido por parte de los países industrializados.

Paradójicamente estos países, pese a ser causantes del cambio climático, siguen intentando posponer los esfuerzos de reducción que se necesitan dentro del territorio europeo, al tiempo que fomentan las iniciativas como la compensación de emisiones en países del Sur, o las falsas soluciones como la captura y almacenamiento de Carbono, la energía nuclear, los agrocombustibles o la construcción de grandes presas.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.