menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Justicia Climática

Noticias

La vuelta de Estados Unidos al Acuerdo de París debe compensar años de inacción y obstaculización climática

Ir a La vuelta de Estados Unidos al Acuerdo de París debe compensar años de inacción y obstaculización climática 20 enero 2021
  • Volver al Acuerdo de París es lo fácil pero ahora Estados Unidos debe demostrar su compromiso lanzando un plan ambicioso de reducción de emisiones.
  • La postura de inacción y obstaculización climática del equipo de negociación climática de Obama no puede repetirse y, desde Amigos de la Tierra solicitamos a los que ahora repiten una actitud renovada, sobre todo, con los países en desarrollo en temas de transferencias de fondos y tecnología, así como de compensación por daños y perdidas.
  • Las consecuencias de la borrasca Filomena alertan de un fenómeno que podría ser cada vez más intenso y frecuente. Las naciones más ricas deben asumir la responsabilidad histórica de sus emisiones, así como hacer su parte justa de acción para eliminar gradualmente los combustibles fósiles y aumentar sus contribuciones financieras.

Se espera que hoy, 20 de enero, día de investidura del recién electo presidente Joe Biden, EEUU vuelva a ratificar el Acuerdo de París tal y como ha prometido en varias ocasiones. Según el mecanismo interno del Acuerdo, un mes después de tomar la decisión, Estados Unidos volverá a estar oficialmente dentro.

Organizaciones ecologistas como Amigos de la Tierra ya hemos declarado que se necesitará mucho más que unirse de nuevo al Acuerdo de París para demostrar su compromiso con la emergencia climática. “Volver al Acuerdo es lo fácil” ha declarado Cristina Alonso, nuestra responsable de Justicia Climática en Amigos de la Tierra. “Lo que necesitamos es que, además de unirse, Estados Unidos demuestre su compromiso elaborando un plan de reducción de emisiones de carbono con la premisa de cumplir su parte justa para mantener el aumento de la temperatura global en 1,5º C”.

El equipo anunciado por Biden para encabezar la lucha contra el cambio climático repite con muchas de las personas miembros durante el mandato de Obama lo que, para nosotras, puede significar una peligrosa política de continuista inacción. “Biden ha reciclado a gran parte del equipo, pero la anterior postura de inacción y obstaculización climática debe terminar” ha dicho Cristina “El nuevo presidente debe demostrar que las actitudes de intimidación en las negociaciones para bloquear y socavar a los países en desarrollo en temas de equidad son cosas del pasado. Necesitamos mucho más compromiso por su parte para los objetivos de transferencias de financiación y tecnología, así como de compensación por daños y pérdidas”.

Consideramos que el lobby de las empresas de combustibles fósiles junto con la inacción de los países desarrollados, y en especial, la presión por parte de los Estados Unidos, han hecho que el Acuerdo de París haya sido inadecuado para satisfacer las necesidades urgentes de justicia climática en todo el mundo. Las peores consecuencias ya se están traduciendo en el sufrimiento de mujeres, hombres, niños y niñas en todo el mundo, pero especialmente en los países del Sur global. Los fenómenos extremos climáticos cada vez más frecuentes como sequías o ciclones están afectando de forma desproporcionada a sus medios de vida y su dignidad, donde naciones enteras están literalmente desapareciendo. Los países más ricos deben asumir la responsabilidad histórica de sus emisiones, así como hacer su parte justa de acción para eliminar gradualmente los combustibles fósiles y aumentar sus contribuciones financieras.

Fenómenos como el vivido actualmente en nuestro país con la borrasca Filomena, serán cada vez más frecuentes debido al calentamiento global. Tan solo en Madrid, la borrasca ha causado una baja de aproximadamente el 5% del millón de árboles lo que supone un gran daño medioambiental. Además, ha evidenciado la desigual afectación de estos fenómenos en el entorno rural de buena parte de la península, donde todavía se sigue haciendo balance de la situación por parte de personas agricultoras y ganaderas.

“Esta década es decisiva para no superar el aumento de 1,5º C de la temperatura global y evitar así los peores impactos del cambio climático. Fenómenos como el de Filomena nos avisan de la gravedad climática a la que nos enfrentamos. La comunidad internacional no puede seguir haciendo oídos sordos con el beneplácito de la industria de combustibles fósiles en detrimento de las condiciones de vida de la ciudadanía y del planeta entero”. Ha concluido la experta en Justicia Climática.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.