menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Soberanía Alimentaria

Noticias

La reforma de la política agrícola europea deja a los ciudadanos con ganas de cambio

Ir a La reforma de la política agrícola europea deja a los ciudadanos con ganas de cambio 28 junio 2021

Después de tres años de debates entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y los ministros de Agricultura de los 27 Estados miembros de la UE, tenemos una nueva PAC (Política Agrícola Común). Desgraciadamente, el resultado es decepcionante. El proceso de reforma ha concluido sin mejoras sustanciales para el nocivo sistema agrícola actual.

No ha habido una revisión de los fondos de 270.000 millones de euros para 2023-2027 con el fin de hacerlos más justos para los agricultores o mejores para la naturaleza. Recordemos que el presupuesto de la PAC supone alrededor del 30% del presupuesto total de la UE, financiado con el dinero de todos los contribuyentes europeos.

Para este viaje no hacían falta tantas alforjas

En lugar de apostar por una verdadera reforma, la futura política agraria de la UE se aleja de los objetivos verdes y favorece la agricultura de siempre.

Se han introducido algunos nuevos elementos como los Planes Estratégicos Nacionales de la PAC, nuevos ecoesquemas o ayudas a la renta básica para la sostenibilidad. Pero no son más que nuevas apariencias de un sistema viejo, con una capa de lustre de sostenibilidad.

Los resultados son un duro golpe para el movimiento ecologista y climático, que harán imposible alcanzar los objetivos fijados en el Pacto Verde Europeo* y dejarán fuera de juego a más pequeños productores. Millones de explotaciones agrícolas en Europa ya han desaparecido, y la naturaleza -nuestra base que hace posible la producción de alimentos- está en grave peligro.

¿Qué ha fallado en esta ocasión?

La anquilosada reforma de la PAC es el resultado de la escasa ambición de los Estados miembros y de los intereses creados de la agroindustria que mantienen las subvenciones agrícolas para beneficiar principalmente a unas pocas explotaciones industriales.

Ahora, este sistema fallido parece que va a continuar, augurando un desastre para el medio ambiente y los pequeños agricultores. La PAC seguirá distribuyendo la mayor parte de las subvenciones en forma de pagos directos no orientados, principalmente en forma de pagos por hectárea con débiles condiciones medioambientales, en lugar de proporcionar unos ingresos justos y unas condiciones de trabajo decentes a los pequeños agricultores sostenibles, a los trabajadores de la tierra, a los pastores y a los pescadores, con el fin de apoyar a los agricultores en la transición hacia prácticas más sostenibles, la protección de la biodiversidad, el medio ambiente y el clima, así como un mayor bienestar animal.

El último paso de la reforma aún está por llegar: una votación en el Parlamento Europeo que se espera antes de las vacaciones de verano.

¿Será el Parlamento complice de este desaguisado?, ¿o hará lo que es mejor para nuestra alimentación y agricultura y #VotaráEcharAbajoEstaPAC?

*Como parte de sus planes del Pacto Verde Europeo, la Comisión Europea ha adoptado objetivos para que el 25% de la superficie agrícola sea de producción ecológica, para reducir el uso de pesticidas químicos en un 50%, y para dar prioridad a la biodiversidad en el 10% de las áreas agrícolas, para 2030.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.