menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Recursos naturales y residuos

Noticias

Hacer vidrio con los restos de comida es incoherente e insostenible

19 junio 2006

“Hacer vidrio con los restos de comida es incoherente e insostenible”

Amigos da Terra también se opone a la tecnología del plasma en Galicia

La asociación ecologista Amigos da Terra, con sede en Ourense, se une a las voces de otras entidades ecologistas y científicas, en contra de la implantación de la gasificación de plasma como sistema de tratamiento de los residuos sólidos urbanos.

En primer lugar, dicha organización considera que la gasificación por plasma a este nivel no resuelve en absoluto la problemática de la gestión de residuos que sufre Galicia. “Es en la prevención de residuos donde deben dirigirse los mayores esfuerzos”, afirman desde el área de trabajo de resíduos de la organización, ya que “el mejor residuo es el que no se genera. Supuestamente el Plan de Residuos de Galicia sigue las directrices europeas, y por lo tanto la “Jerarquía de gestión de residuos” que éstas defienden, en los que la prevención y reutilización son primer y segundo escalón del proceso. Nos están ofreciendo vías muy caras económica y ambientalmente, y sin embargo aún no hemos oído cuales son las propuestas de la Consellería de Medioambiente para implantar prácticas de prevención”

Además de la prevención, Amigos da Terra considera que las administraciones deben abogar por alternativas ya conocidas por su sencillez, su rentabilidad y su eficacia, tales como el compostaje doméstico, que permitiría aprovechar hasta el 50% de la basura y que ya fue implantado con éxito en Galicia a través de distintas experiencias, entre ellas la llevada a cabo por Amigos da Terra en el ayuntamiento de O Barco de Valdeorras “Los residuos orgánicos tienen su origen en el suelo y ahí deben acabar para cerrar el ciclo de la materia orgánica; hacer vidrio con los restos de comida es por tanto incoherente e insostenible” opinan los ecologistas.

Amigos da Terra lamenta que únicamente se valoren las emisiones de gases de efecto invernadero como un impacto ambiental positivo de la tecnología, y que se omitan otros tan importantes como el coste económico y las enormes necesidades energéticas, las cuales se obtienen a su vez de recursos. Además no existen antecedentes de esta técnica a unos niveles tan grandes y en este tipo de residuos (RSU) en España y no se especifica cuál es la salida del producto al final del proceso, lo cual es básico para considerar un sistema de reciclaje como válido. “Este tipo de tratamiento es adecuado para residuos peligrosos como pueden ser los hospitalarios o cenizas de incineración, que ya no tienen más salida y necesitan ser estabilizados para reducir su potencial impacto, pero aplicarlo directamente a los residuos significa seguir con la misma política de gestión que hasta ahora, con la diferencia de que en lugar de cenizas y gases obtenemos placas de plasma que almacenar o que reciclar, con el incremento, en el caso de reciclarlo, de energía que esto lleva ligado”

Desde Amigos da Terra se opina que en los lugares en los que se está aplicando esta técnica para la fracción resto de los RSU son sitios donde el reciclaje y la prevención se practican a un nivel máximo, como es en Japón, con lo cual se somete a gasificación por plasma aquello que realmente no puede ser tratado de ninguna manera, pero “cuando en Galicia ni siquiera se está tratando la materia orgánica o los envases de la manera adecuada, es absurdo plantear llevarla directamente a este sistema. Hay muchas cosas que resolver en la producción de residuos todavía en Galicia como para no aplicar medidas que lo regulen en lugar de medidas finales, como es este método. Hay que ir al origen del problema, no al remedio desesperado”.

Esperando que la Consellería de Medioambiente practique la política de consenso que declaró en los últimos días sobre este tema, Amigos da Terra propone una mesa de diálogo con la administración en las que todos los colectivos estén representados para llegar a una solución satisfactoria para todos.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.