menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Agricultura y alimentación

Noticias

El Ministerio de Medio Ambiente vuelve a ocultar a los ciudadanos su política de transgénicos

7 septiembre 2009

El Ministerio de Medio Ambiente vuelve a ocultar a los ciudadanos su política de transgénicos

La reunión del pasado viernes se realizó sin la presencia de los grupos ecologistas o de las organizaciones agrarias críticas

Amigos de la Tierra, COAG y Greenpeace denuncian la falta de transparencia del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) en materia de transgénicos. El pasado 4 de septiembre se celebró una importante reunión para “analizar los temas más actuales en el ámbito de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG), entre ellos la modificación de la normativa que regula el manejo, el cultivo y la comercialización de los OMG”.

Las tres organizaciones lamentan que esta reunión haya tenido lugar sin la presencia de todos los colectivos implicados para establecer un verdadero análisis y debate sobre la situación de los OMG en España.

El MARM ha asegurado que el Grupo de Trabajo de Organismos Modificados Genéticamente (GTOMG) del Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA) integra “a todos aquellos sectores de la sociedad a los que afectan más directamente los OGM, entre ellos organizaciones ecologistas, el sector de la industria de semillas y agroalimentario, organizaciones sindicales, agrupaciones de agricultores y organizaciones de consumidores”. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Los cuatro grupos ecologistas integrantes del Grupo de Trabajo y la organización COAG no estaban presentes en la reunión.

Tanto las anteriores reuniones del GTOMG como las reuniones informales con el Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural carecían de programa. Además, los órdenes del día fueron muy genéricos (“reflexión”, “intercambio de puntos de vista”, etc) y no se han tratado en profundidad los temas concretos que ecologistas y agricultores llevan años poniendo sobre la mesa.

A pesar de haberlo solicitado reiteradamente, jamás se envió a los grupos interesados la documentación científica y política para trabajar en profundidad los asuntos de cara a las reuniones. Por ello, éstas se han convertido siempre en meras charlas en las que los altos cargos de la Administración han demostrado su absoluto desconocimiento sobre la realidad de los OMG y los riesgos de estos cultivos. Por estos motivos, ecologistas y agricultores pidieron un cambio de modelo antes de seguir invirtiendo tiempo y recursos en infructuosas reuniones.

Mientras España sigue siendo el único país de la Unión Europea (UE) que cultiva el maíz insecticida MON 810 a gran escala, seis estados de la UE han prohibido su cultivo. Numerosos gobiernos han expresado recientemente su enorme preocupación acerca de la mala calidad del trabajo de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y de la seguridad de este maíz transgénico.

En este contexto, mientras el MARM prefiere convocar a reuniones sin orden del día para “intercambiar opiniones” que nunca han llevado a nada, los ecologistas siguen esperando que se comuniquen las prometidas respuestas a los interrogantes y peticiones de información que se han realizado en cada una de estas reuniones. La percepción es que nada ha cambiado desde la época en que gobernaba el Partido Popular y siguen sin respuesta los mismos interrogantes sobre los Registros, la trazabilidad real, el seguimiento del etiquetado, los planes de monitoreo, los estudios sobre el MON 810 o la posición de España sobre las moratorias Europeas que deben ser debatidas.

En estas condiciones, y a pesar de que la nota de prensa afirma “logrando así el objetivo de mejorar la transparencia de la Administración y de conocer de primera mano las opiniones e inquietudes de los diferentes sectores económicos y sociales en relación con los OGM”, las reuniones del GTOMG no forman parte de un verdadero proceso de consulta pública y de transparencia. La gestión de las decisiones sobre OMG en España sigue estando en manos de la industria y de responsables políticos sesgados, sin atender a la postura de científicos críticos, sociedad civil, grupos ambientales y organizaciones agrarias críticas.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.