menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Otras noticias

El derecho humano a un medio ambiente sano, seguro, limpio y sostenible

Ir a El derecho humano a un medio ambiente sano, seguro, limpio y sostenible 11 septiembre 2020

Nos adherimos y apoyamos la carta que de la red latinoamericana AIDA (Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente), dirige al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a favor de un nuevo derecho humano a un medio ambiente sano, seguro, limpio y sostenible.

Una carta que han firmado organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, comunidades locales y pueblos indígenas, y en la que se reclama que la crisis ambiental global que sufrimos actualmente, viola y amenaza los derechos humanos de miles de millones de personas en nuestro planeta afectando de forma directa  al aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos que comemos y el clima en el que habitamos.

La actual pandemia del COVID-19 se genera en un marco de enfermedades zoonóticas transmitidas por vectores cada vez más frecuentes, y está teniendo efectos devastadores en la realización de todos los derechos humanos en el mundo. Existe una evidencia clara entre la degradación ambiental a gran escala y la alteración de los ecosistemas naturales inducida por los seres humanos, y su vínculo estrecho con la aparición de estas enfermedades que, con mayor frecuencia, son transmitidas de animales a humanos.

A mediados de septiembre darán comienzo las sesiones del Consejo de Derechos Humanos, por eso consideramos crucial que recojan las demandas.

Hace poco la ONU concluía que era necesario adoptar el enfoque de “una sola salud”: la salud humana, animal y ambiental como la mejor forma de prevenir futuras pandemias, por eso consideramos que es el momento de que defiendan, reconozcan y formalicen el derecho humano de todas las personas a disfrutar de un ambiente seguro, limpio, sano y sostenible. Esto implicará la creación en torno a este derecho un marco legal de obligaciones y derechos, encaminados a garantizar justicia climática para los pueblos y comunidades más vulnerables y más expuestas a la degradación ambiental. Se fortalecerán las iniciativas existentes para garantizar que se reconozca la responsabilidad de las empresas transnacionales y otras empresas por los daños ambientales que hayan causado.

Millones de personas sufren los impactos de la crisis climática, las grandes empresas y los gobiernos de los países ricos están destruyendo cualquier posibilidad de mantener la temperatura mundial por debajo de 1,5°C. Pero ahora, en todo el mundo, la gente está despertando. Tenemos la capacidad de cambiar el mundo, la emergencia climática y ecológica ya no se puede negar y desde las más altas instituciones hay que actuar  para afrontar la crisis.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.