Movilizar, resistir, transformar

menu2

Soberanía Alimentaria

Noticias

Desde Amics de la Terra Valencia condenamos la decisión de ampliar la macrogranja de Alfarrasí

Ir a Desde Amics de la Terra Valencia condenamos la decisión de ampliar la macrogranja de Alfarrasí 14 enero 2022
  • La Generalitat Valenciana autoriza la ampliación de una macrogranja de pollos en Alfarrasí Alicante
  • Denunciamos que en el contexto de crisis climática se debería reducir ganadería intensiva y no ampliarla
  • Las declaraciones de Garzón han reabierto un debate en el que se deja claro que la ganadería industrial es dañina para la población y el medio ambiente
  • Exigimos una moratoria a la ganadería industrial en la Comunitat Valenciana, lo que incluye cualquier ampliación

Amics de la Terra Valencia denuncia que la Generalitat Valenciana acaba de autorizar la ampliación de una macrogranja de pollos de engorde broiler en Alfarrasí (Alicante). La explotación pasará a producir 152.000 pollos anualmente entre 5 y 6 ciclos de crianza, con lo que multiplicará por cuatro su capacidad productiva.

Hace menos de un mes presentábamos el informe, «El Sector Ganadero en el País Valenciano, una oportunidad para impulsar la ganadería extensiva y ecológica», a través del cual denunciábamos la situación de la ganadería industrial en la País Valenciano, y exigíamos una moratoria a los futuros proyectos de ganadería intensiva, así como a las ampliaciones de las macrogranjas.

Los pollos broiler, que se producirán en la macrogranja de Alfarrasí, han sido específicamente desarrollados para la producción de carne ya que en tan solo 50 días ya están listos para llevar al matadero. Esta variedad modificada, además de crecer muy rápido, se cría de forma industrial y a gran escala con el uso de grandes cantidades de piensos que están basados en soja transgénica proveniente de los mayores productores mundiales: EEUU, Brasil y Argentina. Recientemente, en la Amazonía brasileña se ha registrado el récord de deforestación más elevado en los últimos 15 años.

Teniendo en cuenta que el 75% de la producción de soja a nivel mundial se utiliza para la producción de piensos de animales industrializados, desde Amics de la Terra ponemos de manifiesto la conexión que hay entre la deforestación que está intensificando el cambio climático y la producción cárnica industrial que conlleva graves impactos climáticos y ecológicos sumados a los ya ocasionados por la deforestación.

Amanda Subiela, portavoz de Amics de la Terra denuncia que “en un contexto de crisis climática se debería estar reduciendo la cabaña ganadera industrial en lugar de aumentándola. Además, las macrogranjas son grandes devoradoras de recursos y productoras de residuos. En el municipio de Alfarrasí se calcula que esta macrogranja pasará a necesitar 11,1 millones de litros de agua anualmente, consumirá 7.670 toneladas de pienso basado en soja y producirá 2.280 toneladas de estiércol”.

No es casual que este municipio sea de pequeño tamaño en el que viven unas 1.200 personas. El modelo ganadero industrial suele escoger pequeñas localidades en las que instalarse donde no encontrar un fuerte rechazo social y a donde llega con la promesa de crear empleo en la zona. Pero nada más lejos de la realidad. Según un estudio llevado a cabo en EEUU, la ganadería industrial destruye el triple de empleos de los que crea por sus elevados índices de mecanización.

Tras las recientes declaraciones del Ministro de Consumo Alberto Garzón, se ha abierto un debate en el que se han puesto sobre la mesa estudios e informes en los que queda claro que la ganadería industrial es perjudicial para las personas, los animales y los propios ecosistemas. La ciudadanía está cada vez mejor informada y demanda que la producción industrial cárnica esté regulada y que se apuesta por una ganadería extensiva y sostenible.

Por eso, desde Amics de la Terra Valencia denunciamos la decisión de la Generalitat de seguir autorizando nuevas macrogranjas y nuevas ampliaciones a aquellas ya en funcionamiento. Necesitamos urgentemente una moratoria a las macrogranjas, un lucrativo negocio para unos pocos y un auténtico desastre social y ecológico para muchas poblaciones de todo el mundo.

En Amigos de la Tierra contamos con el apoyo de más de un millón de personas en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.