Movilizar, resistir, transformar

menu2

Otras noticias

Criticamos la falta de ambición del Plan Estratégico de Patrimonio Natural y Biodiversidad

Ir a Criticamos la falta de ambición del Plan Estratégico de Patrimonio Natural y Biodiversidad 2 noviembre 2022
  • En el actual contexto de emergencia planetaria, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF pedimos un plan ambicioso para proteger la biodiversidad y para revertir la situación, tal como recomiendan los expertos y la sociedad civil, así como la Unión Europea y Naciones Unidas.

  • Criticamos el retraso en la elaboración del plan, reclamamos la integración de las acciones a llevar a cabo por todas las administraciones que conforman el Estado y lamentamos la falta de un proceso de participación adecuado, y que ninguna de sus aportaciones haya sido tenida en consideración hasta la fecha.

En 2019 la plataforma IPBES presentó los resultados de un informe con datos alarmantes sobre cómo las acciones humanas han alterado significativamente la naturaleza en todo el mundo. Tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y alrededor del 66 % del medio ambiente marino se han alterado considerablemente. Más de un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi el 75 % de los recursos de agua dulce ahora se dedican a la producción agrícola o ganadera. Alrededor de un millón de especies de animales y vegetales están en peligro de extinción, y muchas pueden desaparecer en las próximas décadas, más que nunca en la historia de la humanidad.

En este contexto, y tras haber fracasado en el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad en 2020, expertas y expertos coinciden en que hacen falta cambios transformadores en nuestros actuales modelos de producción y consumo, y mayores esfuerzos para proteger la biodiversidad.

Sin embargo, las organizaciones ecologistas consideramos que el borrador de Plan Estratégico Estatal del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad a 2030 que recientemente ha sido sometido a consulta pública es totalmente insuficiente para frenar la alarmante pérdida de biodiversidad y abordar la crisis ambiental.

Tras haber perdido su vigencia el anterior Plan 2011-2017, y con varios años de retraso, el pasado mes de mayo fue sometido a consulta a los miembros del Consejo Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad el borrador del nuevo Plan (PEPNB) para 2030. Las organizaciones enviamos aportaciones y propuestas de mejoras. Asimismo, dirigimos un escrito a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en el mes de julio, mostrando nuestra disconformidad con el plan y solicitando otro verdaderamente transformador, capaz de cambiar drásticamente el rumbo de las políticas sectoriales que más impactan en la biodiversidad y con la participación de los ministerios, las comunidades autónomas y las entidades locales.

Sin embargo no se han incorporado ninguna de las mejoras sugeridas en la versión del plan que recientemente ha sido sometida a consulta previa para la evaluación ambiental.

La principal carencia que destacamos es que el plan carece de un marco lógico adecuado, elemento fundamental para un plan estratégico que sea eficaz. Así, el plan falla desde la base, en la identificación de las causas subyacentes de pérdida de biodiversidad, y por tanto falla también en la definición de objetivos y medidas y actuaciones necesarias para abordar algunas de las principales amenazas a la biodiversidad.

Además, el plan carece de la suficiente concreción en cuanto a la definición de objetivos, medidas y líneas de actuación. Por otro lado, no incluye un cronograma ni un presupuesto detallado por acciones, ni responsables de su puesta en marcha.

Otra limitación importante es la falta de indicadores y fuentes de verificación que permitan evaluar el avance de la ejecución del plan.

Por otro lado, lamentamos no haber tenido la oportunidad de participar más activamente en la elaboración y redacción del Plan desde el inicio de su redacción, algo que hemos venido solicitando al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en reiteradas ocasiones desde la pérdida de vigencia del anterior plan.

La falta de calidad del plan y de interés en realizar un verdadero proceso participativo para mejorarlo, refleja una clara falta de ambición por parte del gobierno, que se traducirá en un nuevo fracaso para cumplir el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad, con consecuencias impredecibles para nuestro futuro.

El borrador del plan no considera todas las causas subyacentes a la pérdida de biodiversidad sobre las que necesariamente se debe actuar si el objetivo es detener y revertir la pérdida de patrimonio natural. Sin abordar todas las causas el resto de medidas no serán más que parches para retrasar lo inevitable.

El documento actual no es un verdadero plan estratégico estatal, no será suficiente para cambiar las políticas sectoriales que más impacto tienen en la biodiversidad. El plan no integra adecuadamente las acciones a llevar a cabo por todas las administraciones implicadas.

Si queremos cambiar el rumbo, debe existir una estrategia seria, y un compromiso de todo el gobierno, y a más largo plazo para proteger la biodiversidad. Sin un documento más ambicioso estaremos perdiendo otra oportunidad.

Existen pruebas irrefutables del declive de la naturaleza sin precedentes, así como de los riesgos para la vida y bienestar humano. La necesidad de actuar urgentemente es muy clara. Seguir como siempre ya no es una opción. Necesitamos un cambio transformador, redefiniendo nuestra manera de actuar en todos los ámbitos y en todas las políticas para un futuro más sostenible, y este plan no está a la altura.

En Amigos de la Tierra contamos con el apoyo de más de un millón de personas en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.