Certificación en Residuo Cero

ANTEDECENTES

Este estándar de certificación, ha sido posible desarrollarlo gracias a la experiencia y colaboración estrecha, durante más de 10 años, con más de 400 municipios europeos comprometidos con los principios del residuo cero y la economía circular. Se trata de un sistema que armoniza prácticas existentes en Europa, a la par que es flexible para adaptarse a los contextos locales.

MiZA, organización que trabaja en contacto con Zero Waste Europe, es la organización creadora de la metodología y quién ha puesto en marcha este primer estándar de certificación residuo cero independiente y que será evaluado por terceros. La metodología se basa en la experiencia de muchos años en diferentes territorios, probada y avalada por personas expertas.

Amigos de la Tierra y Rézero, son las organizaciones habilitadas, por el momento, en España para impulsar su desarrollo y conseguir que cada vez sean más los municipios comprometidos en Europa con los principios del residuo cero y la economía circular.

EN QUÉ CONSISTE

El programa de certificación tiene tras de sí un sólido sistema de apoyo y reconocimiento a los municipios a través del que se van comprometiendo con objetivos cada vez más ambiciosos, al tiempo que ponen en marcha políticas y soluciones respetuosas con el medio ambiente y las personas en materia de gestión de residuos y economía circular.

La certificación se ha diseñado para alcanzar una serie de objetivos:

  • Ayudar a los municipios a cumplir, como mínimo, con las normativas nacionales y de la UE y posibilitar que vayan más allá.
  • Promover la activación de sistemas eficientes que ahorren recursos naturales y económicos, y
  • Favorecer una imagen positiva del municipio, que ganará reconocimiento y credibilidad mundial. Lo que se traducirá en creación de empleo, oportunidades de financiación, incentivos económicos y atracción de eventos de prestigio.

BENEFICIOS DE LA CERTIFICACIÓN

Son  numerosos los beneficios para las ciudades y pueblos que quieran comprometerse con el residuo cero. Por nombrar algunos:

  1. Desde el primer momento tendrán acceso a la experiencia residuo cero lo que garantizará que los planes que pongan en marcha destaquen y sean efectivos;
  2. Las estrategias y planes que desarrollen conseguirán un ahorro en la gestión de los residuos en el corto plazo y continuarán haciéndolo en el futuro;
  3. Mejoras ambientales y de salud al contribuir a la reducción de emisiones y contaminación;
  4. El proceso de certificación supone una mejora continua en la que estarán apoyados para diseñar, poner en práctica, evaluar y mejorar sus estrategias de residuo cero;
  5. Dispondrán de numerosas oportunidades para mostrar su trabajo a una audiencia europea y global, lo que proporciona una imagen positiva y de liderazgo en este tema (seminarios web, viajes de estudio, etc.);
  6. No solo cumplirán los requisitos actuales de la UE, sino que podrán adelantarse a las tendencias futuras que, tal como se desprende de la política en Bruselas, parecen tener unos objetivos cada vez más ambiciosos;
  7. El coste de la certificación se destinará directamente a ayudar a financiar el modelo residuo cero en toda Europa, contribuyendo a la transición ecológica de Europa.

PASOS HACIA LA CERTIFICACIÓN

  1. INTERÉS. Manifestar interés por la certificación directamente a los miembros locales de ZWE reconocidos para la certificación por la Mission Zero Academy (MiZA), o directamente a MiZA.
  2. COMPROMISO. Adquirir el compromiso de ser Pueblo o ciudad Residuo Cero creando su propia hoja de ruta para la certificación y cumpliendo una serie de criterios específicos que se detallan aquí. Es en esta fase cuando el municipio adquiere el estatus de Ciudad o Pueblo Candidato Residuo Cero y el logo correspondiente.
  3. DESARROLLO. El municipio tiene un máximo de 2 años para poner en marcha y completar el  cuadro correspondiente a la certificación y presentar pruebas al auditor externo para obtener la certificación.
  4. CERTIFICACIÓN. Después de una evaluación exitosa de un tercero que se centra en el nivel de desempeño y el impacto, el municipio candidato se convierte en una ciudad o pueblo certificado en residuo cero. Ver aquí los criterios que debe cumplir.

Después de la certificación, el municipio debe llevar a cabo mejoras anuales con las que poco a poco irá mejorando sus resultados. Las auditorías se realizarán cada 3 años para confirmar el estado de Certificación con posibilidad de subir el nivel que dispone de un máximo de 5 estrellas.

NIVELES DE CERTIFICACIÓN «ESTRELLAS»

La Certificación se desarrolla en torno a un sistema de cuadro de mando, que incluye unos criterios de obligado cumplimiento y otros basados en puntos.

  • Los criterios obligatorios forman los requisitos mínimos de una ciudad o pueblo residuo cero;
  • Los criterios basados en puntos se otorgarán según la ambición y el impacto de cada política. La combinación de estos puntos definirá el nivel de certificación del municipio (hay un máximo de 5 niveles medidos en estrellas)

La certificación únicamente puede ser emitida por especialistas y auditores externos independientes acreditados por MiZA, que es el organismo que supervisa todo el proceso de certificación, supervisa el cumplimiento y desarrolla el sistema.