Inicio

RESIDUO CERO ¿QUÉ ES?

Es un modelo de acción cuyo objetivo es conseguir la conservación de todos los recursos, a través de un sistema responsable de producción y consumo, y de la reutilización y recuperación de los materiales y productos, evitando la contaminación del aire, tierra y agua y los daños al medio ambiente y la salud de las personas.

Residuo Cero significa en primer lugar, evitar que los recursos se conviertan en residuos y en segundo lugar, lograr que los materiales que se desechan se transformen  en recursos que vuelvan a ser utilizados de nuevo. Se trata de imitar a la naturaleza, donde los residuos no existen sino que se transforman siempre en nuevos recursos en una rueda sin fin.

Dicho de otro modo, los productos y procesos se  diseñan y gestionan  para reducir la cantidad y la toxicidad de los materiales y sus posibles residuos, conservar y recuperar todos los que pueden ser nuevos recursos y no quemarlos ni enterrarlos.

¿QUÉ ES UNA CIUDAD O PUEBLO RESIDUO CERO?

Aquella que pone en marcha Estrategias y Planes de gestión adecuados, se dota de los recursos materiales, económicos y humanos necesarios, y cuenta con la participación de una ciudadanía informada y sensibilizada que cuida la salud de su entorno y sus habitantes.

¿QUIENES SOMOS Y CUAL ES NUESTRO PAPEL EN EL RESIDUO CERO?

Amigos de la Tierra somos una organización ecologista fuertemente descentralizada formada por más de 70 organizaciones autónomas pertenecientes a Amigos de la Tierra Internacional. Trabajamos para fomentar un cambio local y global hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria. Para ello utilizamos la incidencia política y la educación ambiental, como herramientas centrales de trabajo.  

Entre nuestras áreas principales de trabajo, se encuentra la de Recursos naturales y  residuos, y alcanzar el Residuo Cero es una de nuestras metas. Nuestros pueblos y ciudades y sus sistemas de gestión de los residuos domésticos están aún muy lejos de conseguirlo y precisamente nuestro papel es impulsar este debate. En línea con ello, continuamos sentando las bases para su desarrollo, posibilitando el camino para lograrlo y contribuyendo a la extensión del modelo. ¿Cómo? Dándolo a conocer participando en charlas, mesas redondas y debates, promovidos por otros o por nosotras mismas, donde mostramos el camino al residuo cero como modelo alternativo al actual, eficiente, sostenible y acorde con la legislación. También está presente en los proyectos y actividades que realizamos con diferentes colectivos y entidades locales.

El gran reto es darle un fuerte impulso al Modelo Residuo Cero, incorporando al mismo a entidades locales y organismos públicos, como ayuntamientos, mancomunidades de municipios, diputaciones y universidades, para que lo conozcan y lo lleven a la práctica, comprobando su gran capacidad de cambio y transformación en el diseño, el consumo y por supuesto, en la gestión de los residuos, con objetivos escalables y alcanzables.

Somos miembros de Zero Waste Europe, organización que apoya a las comunidades de toda Europa en su camino hacia el residuo cero a través de la puesta en marcha de estrategias y prácticas de economía circular, y trabajamos en coordinación con Mission Zero Academy (MiZA), la organización creadora de la Certificación Ciudades y Pueblos Residuo Cero.

Asimismo, formamos parte de la Alianza Residuo Zero, encargada de coordinar esta certificación en el estado español. Estamos impulsando la Certificación “Ciudades y Pueblos Residuo Cero”, que proporcionará una herramienta unificada a nivel europeo, marcando unos criterios de actuación concretos y que otorgará a la entidad que los lleva a cabo un sello que garantice su nivel de implicación en estos objetivos.

Antes de poder optar al proceso de Certificación las entidades interesadas deben sentar las bases  de su compromiso con el residuo cero  convirtiéndose en candidatas. En este camino, Amigos de la Tierra  ofrece su experiencia y apoyo, asesorando a cuantas estén interesadas para que una vez preparadas, puedan optar la Certificación, e ir escalando los diferentes niveles de que se compone en función de los logros alcanzados en la escala fijada de compromiso y cumplimiento.