menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Clima y energía

Noticias

Análisis de Amigos de la Tierra: la COP22 lejos de lograr Justicia Climática para las comunidades más vulnerables

Ir a Análisis de Amigos de la Tierra: la COP22 lejos de lograr Justicia Climática para las comunidades más vulnerables 20 noviembre 2016

A pesar de las decisiones tomadas en París el año pasado, la COP22 de Marruecos ha concluido con avances insuficientes para limitar la temperatura global al 1,5/2ºC y asegurar el financiamiento a través del Fondo Verde del Clima. El diseño de herramientas que deberían servir para lograr este cometido se aplaza para las siguientes COPs: Bonn en 2017 (auspiciado por Fiji) y, especialmente, Polonia 2018.

Desde Amigos de la Tierra hacemos un llamamiento a la unidad por parte del resto de las Partes que ya han ratificado el Acuerdo de París para convencer al Gobierno de Trump de reconsiderar su postura actual respecto al esfuerzo climático.

A pesar de la presentación de interesantes iniciativas multilaterales por parte de países menos poderosos -pero con una mayor compromiso climático- que certifican el paulatino cambio de liderazgo climático a nivel mundial (claro ejemplo es la presentación de la hoja de ruta para la descarbonización de 48 países en desarrollo altamente vulnerables durante el último día de Cumbre, o el despegue de las renovables en África), los países históricamente responsables del cambio climático siguen echando balones fuera a la hora de cuánto aumentar su ambición objetivos, especialmente de ahora a 2020, así como el diseño de las herramientas que servirán para limitar el aumento de la temperatura global media de ahora a final de siglo.

Así, las negociaciones para revisar las contribuciones nacionales al alza, con el fin de ponerse en línea con lo acordado en París, apenas han avanzado en este sentido. Desde Amigos de la Tierra queremos recordar que la adición total de los actuales compromisos por parte de los países que ha ratificado el acuerdo nos ponen en la senda de un escenario de +3ºC de incremento, cifra que, según la ciencia, dificultará las dinámicas en ecosistemas y poblaciones más vulnerables.

La COP22 dejó la tarea para más adelante

En otras palabras, tras la resaca del año pasado en París, parece que hasta 2020 el único compromiso vinculante sobre la mesa con objetivos concretos es la segunda fase del Protocolo de Kioto (surgido de la Enmienda de Doha, y que solo atañe a 73 países), algo que nos preocupa porque consideremos los próximos años como cruciales para la lucha contra el cambio climático. Quizás una de las razones por la falta de resultados en esta ocasión haya sido la actuación de la Presidencia Marroquí que contribuyó a rebajar demasiado los resultados concretos para esta Cumbre, aumentando así la carga de trabajo para los negociadores de las próximas Cumbres.

El financiamiento de las medidas tampoco se resolvio en esta COP22

Otro de los puntos criticables en esta Cumbre es el del Financiamiento ofrecido por los países desarrollados a los países en desarrollo. Los primeros solamente están dispuestos a ofrecer cien mil millones al año a partir de 2020, cuando los segundos afirman que para poder mitigar y adaptarse en condiciones se necesitaría cuadruplicar esa cantidad. Además hay que considerar que muchas de estas aportaciones no son adicionales, es decir que se contabilizan dos veces gracias a los fondos de cooperación internacional para el desarrollo de los países desarrollados. Esta circunstancia se seguirá repitiendo a menos que la transparencia del propio Fondo sea mejorada gracias a la intervención de la sociedad civil. Un dato poco conocido pero que llama poderosamente la atención, es que el G7 junto a Australia, ofrecen subsidios 20 veces mayores a empresas de energía sucia que los que ofrecen al Fondo Verde.

En cuanto al plan para abordar Pérdidas y Daños, la COP22 ha servido para lanzar una propuesta coordinada para los próximos 5 años en la que Naciones Unidas y otras agencias humanitarias con presencia en terreno empezarán a explorar maneras innovadoras para asistir a comunidades que ya sufren los peores impactos del cambio climático. Este plan debería incluir financiamiento en este sentido.

El cuestionable papel de Europa en esta COP22

Durante esta cumbre Europa ha impulsado su agenda basada en bioenergías, algo que no vemos con buenos ojos, especialmente porque los documentos filtrados del conocido “paquete de invierno de energía” de la Comisión, que saldrá a la luz el 30 de noviembre, siguen sin mostrar una actitud clara por abandonar el uso de los combustibles fósiles, otorgándole a las bioenergias y al gas un papel protagónico que sitúa las políticas europeas como parte del problema y no de la solución.  En el caso de España, criticamos el bajo perfil de la delegación española, y especialmente el papel testimonial de Mariano Rajoy, que ni siquiera habló en plenario a mitad de la segunda semana.

China se ha impuesto el objetivo de reducir en 19 por ciento las emisiones de dióxido de carbono por unidad de producto interno bruto (PIB) en el período 2015-2020, mostrando así que el cambio climático sí le importa.

Finalmente, en referencia a las declaraciones de Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos y paladín del negacionismo climático, queremos hacer un llamamiento de unidad a las partes que ya han ratificado el Acuerdo para lograr que Estados Unidos no se salga del Acuerdo. En este sentido, tanto el trabajo de Naciones Unidas y las Partes, como de la Sociedad Civil internacional y las empresas más progresistas será para lograr este objetivo.

 

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.