menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Justicia económica

Noticias

Amigos de la Tierra demuestra cómo los ciudadanos pagan la factura de los tratados de libre comercio

Ir a Amigos de la Tierra demuestra cómo los ciudadanos pagan la factura de los tratados de libre comercio 10 diciembre 2014

Los privilegios económicos a los inversores privados se dispararán con los tratados de libre comercio e inversiones entre la UE y Canadá, y la UE y EEUU.

Un nuevo estudio de Amigos de la Tierra Europa revela que los gobiernos europeos ya han pagado al menos 3.500 millones de euros a inversores extranjeros privados debido a una cláusula existente en los tratados de comercio internacional. El mecanismo – conocido como ‘solución de controversias inversores-estados’- se utilizaría mucho más si los tratados de comercio pendientes de aprobación entre la UE y Canadá (CETA) y la UE y Estados Unidos (TTIP) siguieran adelante tal y como están previstos.

El estudio muestra las graves consecuencias de este mecanismo en los tratados comerciales ya vigentes, dado que ha permitido a las grandes empresas extranjeras presentar recursos contra los gobiernos europeos ante tribunales de arbitraje privados. Este fenómeno podría adquirir proporciones dramáticas de aprobarse los dos tratados actualmente en negociación debido a la magnitud sin precedentes de dichos acuerdos.

El mecanismo de solución de controversias inversores-estados (ISDS por sus siglas en inglés) proporciona a las empresas extranjeras una vía para exigir indemnizaciones millonarias a los gobiernos si considerasen que una nueva legislación representa un obstáculo para la rentabilidad de sus inversiones.

Según la investigación, los Estados miembros del este han sido los principales objetivos en las demandas de compensación. Polonia se sitúa a la cabeza, con un acuerdo que le obligaba al pago de 2.000 millones de euros a Eureko, una compañía de seguros holandesa.

El documento incluye 127 casos de ISDS bajo el amparo de acuerdos bilaterales de inversión y otros tratados internacionales. Del mismo se puede extraer como las leyes ambientales suelen cuestionarse más a menudo, siendo dos tercios de los casos registrados. A pesar del análisis detallado, dado el secretismo en estos procesos de arbitraje, no se dispone de toda la información sobre los importes reclamados y adjudicados a las empresas.

“El secretismo que rodea al arbitraje inversor-estado denota que los datos presentados en el informe pueden ser solo la punta del iceberg. Las cifras tan elevadas demuestran la carga inaceptable que se impone a los contribuyentes para tratar a los inversores extranjeros como grandes privilegiados. Si los tratados de comercio e inversiones entre UE-Canadá y UE-EEUU siguen adelante como está previsto, se incrementarán las reclamaciones multimillonarias, y la ciudadanía se verá forzada a pagar la factura”, ha señalado Liliane Spendeler, directora de Amigos de la Tierra.

Resultados de la investigación

  • Se conocen 127 casos de ISDS contra 20 Estados miembros de la UE desde 1994.
  • En solo 62 de los 127 casos (48%) se han publicado los detalles de las compensaciones solicitadas por inversores extranjeros, representando casi 29.000 millones de euros.
  • Respecto a las sentencias de tribunales de arbitraje en contra de un estado, el de mayor cuantía ha sido de 553 millones de euros (el caso del Banco Ceskoslovenska Obchodni contra la Eslovaquia).
  • El acuerdo entre las partes de mayor importe ha sido de 2.000 millones de euros, pagado por Polonia a Eureko, una compañía de seguros holandesa.
  • El 76% de los casos conocidos (97 de los 127) se han producido contra nuevos estados miembros de la UE que han entrado entre 2004 y 2007.
  • 26 de las reclamaciones de ISDS se han dado en República Checa (20% del total), haciendo que sea éste el Estado miembro de la UE con más casos presentados en su contra.
  • El 60% de los casos (75 de 127) son relativos a legislación ambiental.

Natacha Cingotti, portavoz de Amigos de la Tierra Europa asegura que: “estos privilegios para los inversores crean un efecto devastador en la legislación ambiental y social. Los tratados de comercio UE-EEU y UE-Canadá son un caballo de Troya antidemocrático que debe pararse”.

Oposición pública generalizada

Existe una oposición pública generalizada contra los privilegios de los inversores. Esto hizo que la Comisión Europea se viese obligada a realizar una consulta pública a principios de este año de la cual al menos 131.000 de las 149.000 respuestas expresaban un claro rechazo al ISDS. Los últimos resultados aún no han sido publicados por la Comisión.

Campaña contra el TTIP y el CETA

A día de hoy ya se han conseguido más de 1 millón de firmas en contra de los tratados comerciales entre UE y EEUU, y UE y Canadá. La petición ha sido lanzada por la Coalición Stop TTIP después de que fuese rechazada por la Comisión Europea como Iniciativa Ciudadana Europea a principios de septiembre. Se consiguió superar el millón de firmas en menos de dos meses – mucho más rápido que cualquier otra Iniciativa Ciudadana Europea.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.