menu1

Movilizar, resistir, transformar

menu2

Otras noticias

Alternativas: Isabel Vilalba, una historia de lucha feminista por la Soberanía Alimentaria

Ir a Alternativas: Isabel Vilalba, una historia de lucha feminista por la Soberanía Alimentaria 2 octubre 2018

Soy Isabel Vilalba Seivane, campesina y desde el 2012 secretaria general del Sindicato Labrego Galego-Comisións Labregas. Como cientos de niñas y niños de mi generación en Galicia, mi infancia estuvo marcada por la separación familiar y la morriña que sentían mis padres, emigrantes en Suíza, al tener que abandonar su tierra para buscar un futuro mejor. Pese a ello, al lado de mis abuelos maternos, Xaquín y María, tuve el privilegio de conocer un mundo que está en serio peligro de extinción: un mundo de saberes y afectos, principalmente en manos de mujeres campesinas, en el que ningún acto se hace al azar sino que se basa en la experiencia acumulada de generación en generación: la rotación de los cultivos, el empleo de variedades adaptadas al clima de la zona a lo largo de décadas; los alimentos, la tierra y su fertilidad como elementos fundamentales para la vida, el sabio aprovechamiento de los recursos de la zona, guiado por un compromiso ineludible con su sostenibilidad y con las generaciones del futuro, cadenas alimentarias locales o la sabiduría de tomar la decisión adecuada en el momento preciso. “Mientras tiempo no viene, sazón no pasa”, menta el sabio refranero.

En mis últimos años de la escuela, llegó al valle el anuncio de un gran proyecto de macrovertedero de basura que amenazaba gravemente nuestros ríos, nuestras tierras, nuestras casas e incluso el aire que respiramos y de ahí en adelante se nos presentó en incontables ocasiones una supuesta modernidad en la que la acumulación del capital prevalece sobre la salud, sobre la naturaleza o sobre los derechos humanos. El modelo neoliberal trae de la mano la emisión de toneladas de contaminantes, la generación de montañas de residuos, el despilfarro energético, la desposesión de millones de personas, la degradación ambiental y el inequívoco cambio climático

El modelo industrializado de producción y distribución de alimentos es la principal causa de emisión de gases de efecto invernadero, con su uso masivo de fertilizantes sintéticos, agrotóxicos, los alimentos kilométricos, el uso de maquinaria pesada, la deforestación y el alto consumo energético, en su mayor parte de combustibles fósiles. Las grandes corporaciones y el capital financiero especulativo, que tratan de monopolizar el sistema alimentario mundial, se posicionan claramente contra las agricultoras y agricultores y la ciudadanía, que se ve obligada a consumir alimentos de pésima calidad e incluso ve amenazada la sostenibilidad de la vida de millones de personas en el planeta.

Con las amenazas llegó también la fraternidad y la gran internacional de nuestros días, La Vía Campesina, que aglutina a 164 organizaciones campesinas procedentes de 79 países, para globalizar la lucha y la esperanza y poner en valor que somos las auténticas proveedoras de alimentos para el 70 por ciento de la población mundial y que sólo utilizamos el 30 por ciento de los recursos empleados para llevar comida a todas las mesas. Doscientos millones de personas campesinas y cientos de alianzas decimos alto y claro que el modelo de producción campesino enfría el planeta y que las corporaciones en connivencia con los gobiernos nos intentan engañar nuevamente con falsas soluciones. Los mismos que promueven los mercados de carbono y la llamada agricultura climáticamente inteligente con una mano, con la otra incentivan la producción ganadera intensiva y la agricultura industrial, con grandes emisiones y un modelo de distribución orientado a la exportación, que requiere cantidades masivas de combustibles fósiles.

Otro modelo es imprescindible. Queremos Soberanía Alimentaria y Agroecología Campesina para conseguir la Justicia Alimentaria. ¿Cuándo? Ahora

Sinfonía por el cambio

Este texto forma parte de la publicación Sinfonía por el cambio que reúne las experiencias en primera persona de activistas que desde enfoques y posiciones diferentes desarrollan su labor asociativa, profesional o artística para favorecer la transición hacia una sociedad donde las personas y el planeta están en el centro de las políticas. Te invitamos a conocer otras de estas pequeñas historias de héroes y heroínas con las que encontrar inspiración y sumarte al cambio.

Día de acción

En el Día de Acción Global los grupos de Amigos de la Tierra nos unimos en todo el mundo por segundo año consecutivo en una acción global para reclamar justicia climática y energética, el fin de semana del 5 al 7 de octubre..

Nuestros grupos locales en España están preparando actos donde las alternativas para luchar por la justicia climática serán las protagonistas, un momento inspirador en el que esperamos que nos acompañes.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.