menu1
Movilizar, resistir, transformar
menu2

Justicia económica

Noticias

La aprobación del CETA: un paso atrás para el medio ambiente y la justicia social

Ir a La aprobación del CETA: un paso atrás para el medio ambiente y la justicia social 15 Febrero 2017

El tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá, conocido como CETA por sus siglas en inglés, ha sido ratificado hoy por el Parlamento Europeo. La aprobación del CETA ha despertado una gran oposición entre amplios sectores de la sociedad civil.

Las organizaciones de la sociedad civil piden a los parlamentos nacionales que bloqueen el acuerdo y a la Unión Europea que de un paso adelante hacia un comercio basado en la equidad, la justicia social y el respeto al medio ambiente. La globalización es la principal causa de desigualdad y explotación de recursos naturales, lo que provoca un descontento generalizado que ha dado alas a la extrema derecha en Europa, para evitar estos problemas y gobiernos autoritarios en los que crece la desigualdad un nuevo modelo de comercio es más necesario.

Alejandro González, responsable de justicia Económica en Amigos de la Tierra ha declarado que “el acuerdo es un retroceso en la solución de los problemas más acuciantes de la actualidad. Es un tratado que pone el beneficio económico por delante de las personas, y proporciona derechos inaceptables a los inversores. Lejos de reducir la creciente desigualdad, frenar el cambio climático y la sobre explotación de las personas y el planeta, el CETA hará aún más difícil resolver estos problemas”.

Uno de los asuntos más polémicos incluidos en este tratado tiene que ver con los mecanismos de resolución de controversias entre inversores y Estados que otorga a grandes empresas e inversores el privilegio de demandar a los estados si se producen cambios en la legislación que, según los inversores, afecten a sus beneficios. La ciudadanía sin embargo verá reducidos sus derechos laborales, la seguridad alimentaria y la protección de su medio ambiente.

La aprobación del CETA aún no es definitiva

ras la votación de hoy, el CETA tiene que ser ratificado en 38 parlamentos estatales y regionales de la UE. La sociedad civil, acompañada de organizaciones como Amigos de la Tierra, seguirán luchando para presionar a los gobiernos para que rechacen el CETA definitivamente.

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.