menu1
menu2

Agricultura y alimentación

Noticias

Amigos de la Tierra halla residuos del herbicida glifosato entre la población

Ir a Amigos de la Tierra halla residuos del herbicida glifosato entre la población 13 junio 2013

El 45% de las muestras en España contiene residuos tóxicos

Análisis realizados por Amigos de la Tierra demuestran la presencia de trazas de herbicida en la población. Los análisis realizados por el laboratorio revelaron que el 45% de las muestras de orina contenían trazas del glifosato. Pese a sus impactos ambientales y sobre la salud humana, el glifosato es el herbicida más vendido en todo el mundo. En Europa empresas biotecnológicas han solicitado autorización para cultivar transgénicos resistentes a este herbicida, lo que incrementaría todavía más su uso. Amigos de la Tierra solicita al Gobierno los datos sobre el uso del glifosato en España y que tome medidas para reducir la exposición de la población a este tóxico y, a su vez, que se posicione en contra de la introducción de las nuevas variedades transgénicas.

Este estudio es el primero que se hace en toda Europa para comprobar la presencia del herbicida glifosato en personas. Los resultados obtenidos en España se corresponden con la realidad europea, donde un 45% de las muestras contenía trazas del tóxico. Todas las personas voluntarias, que ofrecieron sus muestras, viven en ciudades y ninguna había estado en contacto directo con el producto.

El glifosato es un herbicida muy extendido a nivel mundial. Además de ser utilizado por agricultores, es frecuente su uso por parte de los ayuntamientos en parques y jardines. A su vez es conocido por aplicarse abundantemente en un tipo de cultivos transgénicos, presentes principalmente en América del Sur e importados por Europa en grandes cantidades para usarlo como pienso animal. Una vez más el nombre de Monsanto está detrás de este herbicida. El gigante biotecnológico es el mayor productor de glifosato en el mundo y lo comercializa bajo la marca Round Up. Pese a que su uso está muy extendido, el Gobierno nunca ha monitoreado su presencia en los alimentos o el agua.

Existen estudios que demuestran que la exposición al glifosato en bajas dosis resulta tóxica para las células humanas, incluidas las células de embriones y placenta. Por otra parte también existen pruebas de que puede actuar como disruptor endocrino. En las áreas de Sudamérica donde se cultiva soja transgénica se ha visto un aumento de enfermedades en los recién nacidos. En concreto un estudio de Paraguay demostró que los bebés que nacían en un área de un kilómetro de la fumigación del glifosato tenían el doble de malformaciones de nacimiento. Otro estudio demuestra que en el chaco argentino, donde se cultiva soja, las tasas de cáncer se han incrementado por cuatro en la última década.

Blanca Ruibal de Amigos de la Tierra afirmó que “es muy preocupante que empresas como Monsanto hayan solicitado cultivar en Europa cultivos transgénicos que inevitablemente conducen a un mayor uso del herbicida. Los gobiernos deben tomar medidas para reducir urgentemente nuestra exposición a este tóxico y proteger la salud humana y el medio ambiente”.

En Europa se usa el glifosato para eliminar las malas hierbas antes de la plantación o antes de la germinación de las semillas. También se rocían los cereales, la colza, el maíz y el girasol antes de la cosecha. Se sabe que en Reino Unido es el herbicida más usado y que se aplica al 39% de la tierra cultivada en Alemania, sin embargo no hay datos de su uso en España.

En estos momentos, existen catorce cultivos modificados genéticamente resistentes al glifosato que están a la espera de aprobación para su cultivo en la Unión Europea. Hay estimaciones de que su aprobación podría provocar incrementos del uso de este tóxico de hasta el 800%.

“Considerando que España es el único país de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala, en el caso de su aprobación, seríamos los primeros en acoger estos cultivos y, por tanto, nos veríamos afectados por el uso indiscriminado del glifosato. Por esta razón, solicitamos al Gobierno que tome medidas para evitar la aprobación de los nuevos cultivos transgénicos resistentes al glifosato en la Unión Europea”, concluyó la responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra.

Notas:

[1] Se puede consultar el informe completo e información adicional acerca del glifosato en la web de Amigos de la Tierra Europa http://www.foeeurope.org/glyphosate-reasons-for-concern-briefing-130613

[2]Se han recogido muestras de orina de personas voluntarias de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, España, Francia, Georgia, Holanda, Hungría, Letonia, Macedonia, Malta, Polonia, Suiza y Reino Unido. Todas las personas viven en ciudades, entre las personas voluntarias hay vegetarianos y no vegetarianos. No se ha analizado más de una muestra por unidad familiar. Las muestras fueron analizadas por el Dr.. Hoppe del Medizinisches Labor en Bremen, Alemania. (http://www.mlhb.de/). Se puede contactar con el Dr. Hoppe en el teléfono 0049 421 207 20

[3] Glifosato: motivos de preocupación, ver los efectos sobre la salud en la página 5: http://www.foeeurope.org/sites/default/files/publications/foee_media_briefing_glyphosate.pdf

[4]Ver Garthwaite DG et al (2010) Pesticide Usage Survey Report 235: Arable Crops In The United Kingdom 2010 Food & Environment Research Agency, DEFRA, UK. Table 5

[5] En Steinmann HH, Dickeduisberg M & Theuvsen L (2012) Uses and benefits of glyphosate in German arable farming Crop Protection Vol 42 pp 164-169

[6] Ver Benbrook CM (2012) Glyphosate tolerant crops in the EU: a forecast of impacts on herbicide use. Greenpeace International

En Amigos de la Tierra contamos con más de un millón de socios y socias en más de 70 países de los cinco continentes

En Amigos de la Tierra utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando en nuestra web entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad y cookies.